Cuidado con los Fake News
Análisis 06/09/2019 10:10 am         


Por Bernardo Kliksberg: Los fake news pueden servir también para distorsionar elecciones



Bernardo Kliksberg

Los fake news, las noticias forjadas para engañar a la opinión pública, desviarla de los problemas reales, y desdemocratizar las sociedades, avanzan en las redes sociales, y constituyen un peligro público. Pueden tener su origen en gobiernos que quieren defender políticas indefendibles, grupos racistas, xenófobos o neonazis que quieren promover el odio y la violencia contra las inmigrantes y las minorías y con ello ganar poder, grupos de intereses económicos que quieren defender de cualquier modo la contaminación ambiental, o impulsores de todo tipo de operaciones antidemocracia, procorrupción, o semejantes.

Están utilizando medios cada vez más diversificados y potentes. Al inicio fue simplemente inventar y diseminar noticias falsas. Ahora ya es crear imágenes falsas, videos ficticios, grabaciones falseadas, es decir usar todas las herramientas de internet Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, y otros para engañar, desorientar, y manipular multitudes de usuarios, que creen en la red.

Un leitmotiv favorito de los fakes news es la negación del Holocausto nazi. En las redes hay un gran número de espacios que dicen que nunca existió, o que las cifras reales de víctimas nazis fueron muy reducidas. Los negadores inventan testimonios falsos, y pruebas imaginarias. Hitler asesinó en los campos de concentración, las cámaras de gases, los fusilamientos masivos de pueblos enteros, a 6 millones de judíos, un millón de gitanos, y buena parte de los discapacitados de la misma Alemania. Hoy están identificados los nombres de casi todos. Los creadores de los fake news negando el Holocausto están tratando de matarlos por segunda vez.

Un circuito cada vez más frecuente de acción homicida de los fake news es el que protagonizan los asesinos en serie de judíos, musulmanes, o niños escolares en EEUU. Se preparan ideológicamente a través de las páginas de puros fake news de los supremacistas blancos u otros grupos neonazis, que educan porque hay que odiar y eliminar a los inmigrantes y las minorías, y porque Hitler en definitiva tenía razón. Allí toman contacto con guías para usar armas de guerra contra poblaciones indefensas. El reciente asesino de 47 musulmanes que oraban en una mezquita en EEUU maximizó el efecto, auto filmando la masacre que perpetró, y subiéndola a la red mientras la ejecutaba donde fue vista por millares de personas. Quería inspirar con su ejemplo a asesinos en potencia, y en efecto poco después otro formado en los mismos fake news, repitió su modelo de matar.

Los fake news pueden servir también para distorsionar elecciones. La diseminación de rumores falsos, calumnias, situaciones inventadas, para favorecer a los candidatos preferidos por las mafias es de la más estricta actualidad.

Hoy mientras arden los bosques de la Amazonía, un nuevo huracán muy poderoso amenaza con perjuicios gravísimos a extensas poblaciones de América, y avanza la emergencia climática global, siguen circulando con toda fuerza fake news que dicen que todo ello es casual, coyuntural y que el cambio climático no existe.

Es imprescindible defender a la opinión pública de los fake news. Urgen regulaciones de los medios sociales, y nuevas metodologías que les permitan eliminarlos. Hay que educar a los ciudadanos para que puedan reconocerlos. Aumenta la presión sobre las grandes redes porque refuercen los mecanismos para identificarlos, e impidan las penetren. Lo que se juega en definitiva es la democracia misma, y los pilares en los que según el texto bíblico está apoyado el mundo. Ellos son la verdad, la justicia, y la paz. Sin verdad, seriamente amenazada por las fake news, se erosionarán agudamente la justicia y la paz. 

Tomado del Diario El Universal







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2019 EnElTapete.com Derechos Reservados