El Dorado 2020
Análisis 16/01/2020 09:33 am         


Por Eccio León R.: Los países prósperos son los que logran desarrollar políticas industriales comerciales y económicas serias y perdurables en el tiempo.



Eccio León R.

La crisis que vive Venezuela, en la región Guayana, está marcada por una parálisis de las empresas básicas, la cual se extiende a sectores estratégicos como el energético, agroindustrial, minero, forestal, entre otros, configurando un explosivo cuadro socioeconómico. La región Guayana constituye una de las áreas geográficas más extensas de Venezuela (ocupa el 50,6% de su territorio, equivalente a 470.500 Km2), cuyas condiciones Físico-Naturales la condicionan como una de las regiones con mayor diversidad biológica a nivel mundial.

La Corporación Venezolana de Guayana (CVG) fue fundada el 29 de diciembre de 1960, bajo el mandato del Presidente Rómulo Betancourt, Situada en Ciudad Guayana se ocupa de los recursos forestales, hierro, bauxita, oro, diamantes y otros minerales para el desarrollo económico del país así como el desarrollo industrial y el sector hidroeléctrico. La Corporación estaba integrada por 14 empresas y ocupaban a más de 20.000 empleados. En 1960, bajo la presidencia de Betancourt, es creada oficialmente la Corporación Venezolana de Guayana bajo el Decreto Ejecutivo Nº 430, traspasándole los patrimonios y funciones correspondientes al Instituto Venezolano del Hierro y el Acero, y a la Comisión de Estudios para la Electrificación del Caroní. Luego se irían constituyendo las empresas que fueron conformando la corporación, como CVG Electrificaciones del Caroní (Edelca), en 1963 (hasta 2007), CVG Siderúrgica del Orinoco (Sidor), en 1964 (privatizada en los 90 y desestatizada en 2007), CVG Aluminios del Caroní S.A. (Alcasa), 1967 y Ferrominera Orinoco (1975). Durante la década de los 70, es descubierta la mina de bauxita de Los Pijiguaos, dando origen a CVG Venezolana del Aluminio (Venalum), en 1973, Bauxilum, en 1978, y Carbones del Orinoco C.A. (Carbonorca), en 1987, que pasarían a formar parte de la Compañía “Aluminios de Venezuela” S.A. (Cavsa). Todas orgullo Nacional.

En la actualidad todas las Industrias Básicas de Guayana están técnicamente quebradas y paralizadas. Vamos a dar ejemplos de las más representativas. CVG Alcasa ha venido mostrando un declive importante en los últimos años. Para 2007, esta empresa producía 180 mil toneladas de aluminio primario. Luego de la orden del entonces presidente Hugo Chávez a finales de 2009 de clausurar y desmantelar las Líneas I y II debido a la crisis energética que atravesaba el país, la reducción de la producción se acentuó al punto tal que la producción del año pasado fue de apenas 4 mil 500 toneladas, una disminución de 97,5 %. La otra gran empresa productora de aluminio primario, CVG Venalum, producía en el año 2006 441 mil toneladas del mineral. En 2018, 60 mil 200 toneladas. En 12 años se perdió 86,34 % de la producción.

Sidor, la gigante del acero venezolano, con una capacidad instalada para producir 5,1 millones de toneladas al año de este metal y nacionalizada el 12 de mayo de 2008, produjo en 2007 4,3 millones de toneladas de acero. 11 años más tarde, apenas 50 toneladas. Podemos hablar de una paralización casi total, con 99,99 % de disminución.

El caso de CVG Ferrominera, otro de los grandes emblemas del grupo de Industrias Básicas de Guayana, también es digno de destacar. De producir 22,5 millones de toneladas de mineral de hierro en 2006, pasó a 3 millones el año pasado, 86,6 % menos. Y este año cerro en o toneladas.

Sin embargo, una de las más dramáticas reducciones la tiene CVG Bauxilum, al pasar de una producción de 1 millón 904 mil toneladas de alúmina en 2005 a CERO en 2019, debido a que esta planta estuvo cerrada, obsoleta y prácticamente desmantelada. Esta reducción de 100 % provocó que empresas como CVG Venalum y CVG Alcasa tuvieran que traer la alúmina importada en 18 buques por un monto de más de 120 millones de dólares, según reseña 
The Watcher Venezuela.

Un pequeño ejemplo de la conexión entre estas empresas básicas es el siguiente: Sin bauxita, no se puede obtener alúmina, que es la materia prima que necesitan CVG Venalum y CVG Alcasa para producir el aluminio primario. El detalle radica en que la empresa encargada de transformar la bauxita en alúmina es CVG Bauxilum. Por lo tanto, esa cadena de producción se encuentra destruida y saqueada en la actualidad. Urge un rescate y la reactivación de las empresas básicas que permitan el arranque del sector Industrial Venezolano, porque ellas son proveedoras de las materias primas que mueven y procesan otras industrias productivas del sector privado regadas por todo el territorio nacional.

En fin, los países prósperos son los que logran desarrollar políticas industriales comerciales y económicas serias y perdurables en el tiempo. Estas deben estar dirigidas a dinamizar todos los sectores económicos y con ello la creación de empleos.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados