Troll Farms - Ejércitos de teclado que alborotan y manipulan a los mass media
Análisis 27/09/2020 08:00 am         


Llamados también agencias, fábricas o granjas de trolls, se encargan de interferir para cambiar opiniones, modificar la toma de decisiones y persuadir a periodistas, electores o seguidores. Son estrat



Por Sjandra Rendón


Su objetivo específico se centra en confundir, disuadir y hasta enfrentar a los miembros de cualquier grupo. Es una comunidad que va en aumento y el término antes definía únicamente la acción, pero actualmente en internet es conocido como el autor o autores que interfieren de forma anónima y provocadora con la intención de crear caos, generar noticias falsas, desviar propósitos y afectar, generalmente, de forma negativa.

¿Cómo funcionan?

Los Troll Farms pueden actuar hostigando a periodistas en la rama de la investigación, pueden también deteriorar la credibilidad de un medio de información, cambiar opiniones, decisiones y hasta interferir en las elecciones de un país.

Con relación a este último tema, las agencias internacionales de investigación y seguimiento de los Troll Farms señalan que numerosos políticos, de muchos países, han contratado a estas figuras, que denominan como soldados o ejércitos de teclado, que de forma anónima aparecen para molestar y provocar, creando foros o charlas en línea, interviniendo en blogs o cuentas personales usando “anzuelos” (baits) hasta lograr crear discusiones y pleitos políticos.



Los interesados financian estos servicios hasta alcanzar su objetivo. Objetivos que van desde derrotar a sus adversos, eliminar figuras públicas que consideran obstáculos, crear incertidumbre para desviar la atención, y, como se dijo anteriormente, hasta interferir en un proceso electoral. Estas granjas son contratadas -y cobran una elevada cantidad de dinero- para a través de medios de comunicación, principalmente digitales, difundir una información hasta hacerla creíble, creando perfiles y cuentas ficticias.

Lo que ya no parece ser tan insólito es que los medios de comunicación difundan información falsa a cambio de likes, o de seguidores, y que lleguen inclusive a generar una empresa paralela, una página web y un sistema de noticias sin empleados, asegurando el aumento de aceptación en la audiencia.

Una estrategia contraria a la tradicional en lo político

Todo esto es generado por trolls, adoptando noticias de otros medios, reescribiendo y desprestigiando al otro, nunca generando algo positivo, garantizando siempre que la gente no consuma otro partido político, ni otra economía, ni otras opiniones.

Algunas investigaciones respecto de estas agencias o granjas indican que la mayor cantidad de ellas están situadas en Rusia, en China y en Estados Unidos, los tres países que sabemos que son potencias mundiales y de las que se sabe que las campañas de unas contra otras son permanentes.

Una de las campañas más fuertes que se pueden citar en la última década fue lo ocurrido con la elección entre Donald Trump y Hillary Clinton.



Caso Rusia

Tocando el tema de las elecciones estadounidenses en el año 2016, la comunidad de inteligencia de ese país identificó la Agencia de Investigación de Internet rusa, mejor conocida como Trolls de Olgino, como una empresa con el fin único de influenciar en cualquier sector en pro de los intereses comerciales y políticos de Rusia.

Esta agencia ha creado sitios webs, cuentas falsas, foros y demás entornos de discusiones en línea, con la intención de segregar y promover intereses a favor de Rusia, pero, en el año 2018, un jurado en los Estados Unidos identificó y sentenció a un grupo de miembros de esta organización que fueron señalados de interferir en las mencionadas elecciones presidenciales. Ya para el mes de febrero de 2020, el presidente Trump indicó que esta agencia cerró sus actividades.

Algunos países ya se han dado cuenta que las grietas en la sociedad son claramente posibles y que, además, resulta bastante sencillo y económico generarlas. Basta con ver en algunos debates cómo se comienzan fuertes discusiones por resultados de encuestas, que al final de cuentas no son verdaderas.

Estas granjas simplemente buscan que las personas saquen el foco de la realidad y que se viva en un mundo totalmente distinto. Sin embargo, la pregunta fundamental sería ¿Cómo contactan los intereses políticos a estas empresas?, o ¿es que ocurre al revés?, ¿las empresas ofrecen el servicio?

Las investigaciones, e inclusive algunas publicaciones en The New York Times, estiman que los partidos políticos sabe que estas organizaciones existen y conocen además su alcance y potencial y es por esto que ha quedado en evidencia su reproducción.


Caso Filipinas

Otro caso citado en los medios de información con respecto a las granjas de trolls ocurrió en Filipinas en donde los ejércitos del teclado recibieron supuestamente una fuerte suma de dinero por interferir en las críticas y en las masas para favorecer las campañas del presidente Rodrigo Duterte.

Este descontrol en las redes sociales fue denunciado en un estudio hecho por la Universidad de Oxford, en donde además agrega que el equipo de campaña del presidente contrató un ejército de trolls para ir contra la oposición y propagar sus planes de gobierno, acosando y eliminando de su paso a todo aquel que consideraran un obstáculo.



Caso Finlandia

En el año 2014, una comunicadora social de unos 40 años aproximadamente, de nombre Jesikka Aro, se propuso investigar al respecto de la Agencia de Investigación de Internet, en Rusia, logrando entrevistar a varios de sus miembros, para así preparar un trabajo que describiera el comportamiento de estos movimientos.

Este trabajo de investigación de la periodista le trajo consecuencias funestas que incluso afectaron su salud mental y emocional. Hasta interfirieron el número de celular de su padre, que había sido asesinado hacía más de 20 años, y desde ese número le enviaron advertencias y amenazas, mediante mensajes de texto. A esto le sumaron otras amenazas con sonidos de disparos de armas de fuego. Todo esto buscaba callarla y detener o amedrentar a las figuras finlandesas que critican la política rusa.


La Post-Verdad

Estos acontecimientos en la era digital, que ponen de manifiesto la post verdad, definen a internet como una línea en donde lo perverso y lo correcto se mezclan y se entrecruzan y en donde las redes sociales se han convertido -vistas desde esta perspectiva- en una fábrica de odio, que busca un escenario que florezca con las emociones y las sensaciones del individuo.


Análisis de Manuel Felipe Sierra







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados