El Regreso de Evo
Análisis 20/10/2020 08:00 am         


Los resultados de las elecciones generales de Bolivia, el pasado 18, tienen significativas implicaciones políticas para la región.



Las esperadas elecciones bolivianas del domingo pasado, más allá de los números que confirman las últimas encuestas que pronosticaban la victoria del binomio Luis Arce y David Choquehuanca del partido MAS, deja espacio para algunas reflexiones y entre ella sobre la eficacia y necesidad del voto. 

Por su conocida inestabilidad política salvo el tramo de 14 años de Evo Morales que combinó el juego democrático con el crecimiento económico- la nación del Altiplano ha estad marcada por la desigualdad social y económica. Su derrocamiento hace once meses se produjo justamente porque la instancia electoral basada en un informe de representantes de la OEA alegó una suerte de fraude en el conteo de votos para la reelección y cumplir con la exigencia de obtener más de diez por ciento sobre el rival para evitar la segunda vuelta. Es decir, en ningún caso se cuestionó la mayoría relativa obtenida por el entonces mandatario. Días antes de la votación grupos opositores como los Comités Cívicos que lidera Luis Fernando Camacho de Santa Cruz, mediante cabildos y “consultas populares” habían rechazado el acto electoral basados en él un plebiscito realizado años antes que rechazaba la reelección y fue desconocido por Morales con su nueva postulación, alegando una decisión judicial. De esta manera antes del acto comicial y sus resultados se desconocía su legitimidad en caso de ser reelecto.

Las acciones de calle de los partidos opositores y de grupos sociales; la comprobada injerencia diplomática de países contrarios a Morales como el Brasil de Bolsonaro y del secretario general de la OEA Luis Almagro, conformaron el clima para la presión militar que el 10 de noviembre de 2019 obligó a la renuencia del gobernante. Jeanine Añez, segunda vicepresidenta del Senado fue designada como Presidenta de Facto por el Tribunal Constitucional Plurinacional, con el mandato de convocar a elecciones en el término de un mes. Morales fue al exilio y se inició una fuerte represalia contra altos exfuncionarios y también una etapa de nuevas tensiones sociales y que han cobrado fuerza de modo recurrente en los últimos meses. En enero de 2020 Añez anunció su postulación presidencial por la alianza “Juntos” sin abandonar el mando mientras se producía una radical conversión de las líneas políticas y económicas del anterior gobierno. Se anunciaron sucesivamente elecciones luego pospuestas para el 3 de mayo, el 7de junio y el 6 de septiembre ahora bajo los efectos de la pandemia del coronavirus..

Finalmente se fijaron las elecciones para el 18 de octubre sin que se hubieran producido cambios en relación a la cuestionada consulta del año anterior. La instancia electoral es la misma, se han cerrado condiciones excluyentes dirigidas al MAS, el partido de Morales; la delegación de OEA es la misma que contribuyó a la caída del ahora exiliado en Buenos Aires; se establecieron nuevas restricciones legales claramente dirigidas contra el masismo y se advirtió en el alto gobierno sobre la posibilidad, incluso hasta horas antes en la noche del domingo18-de que se activaría una acción militar frente a la victoria de Arce y Choquehaunca. 

¿Había acaso condiciones mínimas para qué el MÁS participara en una votación en la cual además de factores adversos existía la intención no desmentida del propio gobierno de impedir su victoria? ¿No se requería de una clara convicción en la eficacia del voto para que en un cuadro de hostilidad semejante se apelara a la conciencia colectiva?; ¿Qué hubiera pasado con el MÁS si convoca al inútil acto consolatorio de la abstención? ¿Acaso la fortaleza de un movimiento social transformador no se afirma en la confianza en lo que nuestro Aquiles Nazoa llamaba “los poderes creadores del pueblo”. Sin conocerse los cómputos oficiales la noche del domingo la presidenta Añez deseó a sus implacables adversarios que hicieran “un buen gobierno”, y el también aspirante, quien representa las fuerzas del capital y la derecha política, “Tuto” Quroga saludó también el inobjetable triunfo de los pupilos del tenaz y nuevamente victorioso líder cocalero.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados