21- N: El Voto gana apoyos
Análisis 05/09/2021 08:00 am         


La declaración de la Plataforma Unitaria que agrupa a los partidos del “G-4” opositor, hasta ahora en la línea de la abstención, despeja la vía para la megaelección de noviembre



Henry Ramos Allup, Roberto Enríquez y Tomás Guanipa a nombre de la Plataforma Unitaria (nombre que asumió el “G-4”en el actual Diálogo de México) ofrecieron una amplia declaración en la cual, más allá de consideraciones críticas sobre el proceso, convocan a participar a los venezolanos en la megaelección fijada para el próximo 21 de noviembre con la escogencia de gobernadores, alcaldes, y representantes a los consejos legislativos. Ello supone un cambio de estrategia en relación a la postura ante las anteriores consultas de llamado a la abstención, lo cual sería el resultado de un amplio debate en el seno de la principal fuerza opositora. Llamó la atención, sin embargo, la ausencia de voceros de Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo, organizaciones que si bien suscribieron la decisión, manifiestan todavía dudas y críticas a la orientación acordada. En la tónica de la indefinición se encontraba todavía Juan Guaidó, presidente interino de la “Operación Libertad”, toda vez que ello significaría la cancelación definitiva de un proyecto apoyado en su momento por el gobierno de Donald Trump y decenas de países desde el 23 de enero de 2019. Abordado sobre el tema, Ramos Allup contestó:”su partido Voluntad Popular está de acuerdo y él no es un partido”.


USA, MEXICO Y UE

Hasta ahora el “G-4” mantenía una relación de total empatía y apoyo con la estrategia del expresidente Trump sobre Venezuela y en general sobre América Latina según la conocida “Doctrina Monroe” de “América para los americanos”. La victoria de Joe Biden, si bien no se podría hablar de un viraje en la agenda de la Casa Blanca comienza a modificar aspectos de esa orientación diplomática y `por supuesto en primer lugar sobre el “Caso Venezuela”. Ello explicaría el Diálogo que comenzó en agosto en Ciudad de México con la mediación de Noruega, el gobierno de López Obrador y la Unión Europea. Hasta ahora ello ha significado concesiones del régimen de Maduro en el caso de los presos políticos y la flexibilización de las garantías electorales. La nueva ronda que comenzó el 3 de septiembre en la capital azteca habrá de considerar los avances registrados desde el comienzo del encuentro. La situación electoral venezolana, sin duda, es un tema que obliga a concesiones de ambas partes. El “G4” habría de dar pasos también en la búsqueda de un acuerdo mínimo de convivencia. La decisión de asumir el voto por la oposición radical se explica de este modo. No es casualidad que luego de la declaración de la Plataforma Unitaria ésta fuera entusiastamente apoyada por la Unión Europea.











VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2021 EnElTapete.com Derechos Reservados