Kazajistán en Crisis
Análisis 11/01/2022 08:00 am         


“Decenas de muertos” ha causado un inusual estallido social en ese país por el levantamiento de los límites de precios del gas licuado de petróleo lo que provocó que los precios al consumidor aumentaran.



Por Trina Acevedo


La policía de Kazajistán informó que más de una decena de personas perdieron la vida durante los disturbios que dejaron comercios y edificios administrativos saqueados e incendiados. Las protestas, que iniciaron luego de las celebraciones de año nuevo, dejó más de 1.000 heridos, más de 2.000 detenidos y más de 18 fallecidos de las fuerzas de seguridad de Kazajistán. Las calles del país asiático se llenaron de concentraciones masivas e intensos choques entre manifestantes y la policía al utilizar gases lacrimógenos y granadas paralizantes contra las multitudes.

La verdadera magnitud de los eventos en Kazajistán se desconoce. Los periodistas y ciudadanos se encuentran incomunicados debido a que los servicios de internet fueron cortados y la señal telefónica fue bloqueada. Se sabe que el gobierno impuso un toque de queda, declaró estado de emergencia y se suma la inoperatividad de los vuelos en varias ciudades del país, incluida la capital Nursaltán. También el Banco Central suspendió todas las instituciones financieras del país.

Kazajistán es una exrepública soviética, es el noveno país más grande del mundo aunque cuenta con una población relativamente pequeña de 18,8 millones de habitantes, es la mayor economía de Asia Central y es el mayor productor mundial de uranio, manganeso, hierro, cromo y carbón. Todo esto hace al país un gran atractivo a nivel económico y geopolítico para Rusia, un aliado clave.

Moscú anunció el envío de un contingente de fuerzas de mantenimiento de paz a través de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) para “proteger las instalaciones estatales y militares y estabilizar la situación”. La Organización de Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia han hecho un llamado a la moderación.

En medio del caos, el gobierno kazajo impuso nuevamente un límite a los precios del carburante para intentar calmar las manifestaciones que cada vez se vuelven más violentas y cobran fuerza. Los hechos sin precedentes en Kazajistán afectarán en cualquier medida a la región. Los manifestantes no solo alzan su voz por medidas económicas impopulares, ahora hacen un llamado a un verdadero cambio en un país donde no existe una clara oposición y el gobierno suele ser calificado de autoritario.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2022 EnElTapete.com Derechos Reservados