Aquiles Nazoa, el centenario de la ternura
Bulevar 28/05/2020 07:00 am         


Aquiles Nazoa, inteligencia, cultura y gracia



Comprometido con la causa de los más necesitados, imbuido en esa empatía con sentido militante, vence sobre la consigna convenida la motivación amorosa. Su palabra tiene esencialmente una inmensa ternura que barniza el desparpajo. Belleza aun en el reclutamiento de las ideas construidas. Aunque las cobija el molde de las tesis, busca la desnudez de las cosas, las cosas más sencillas, y de los corazones.(Ciclista por la brisa y maromera, hoy llegó mademoiselle sin zapatillas ¡qué escándalo, señor, la primavera se quitó el camisón en Las Gradillas!)

Se desembaraza de formalismos que emparentará con tiquismiquis burgueses pero entonces, como un acto de libertad,el caballo que era bien bonito caga flores. (Se casa usted de velo y de corona, con arreglo a los hábitos burgueses, y eso la enorgullece y la ilusiona: pero deje que pasen unos meses). “Aquiles mi tío se parece a los días del invierno, a los circos de pueblo a las hojas del otoño y a los zapatos de Chaplin”, dice Claudia. Tenía dulzura,parsimonia y una feliz sonrisa como también a veces ganas de llorar.(Buen día señor Ávila ¿leyó la prensa ya? Oh no, no se moleste, siga usted viendo el mar, es decir continúe leyendo usted en paz, en vez de los periódicos los libros de Simbad)

Consigue su objetivo: seducir con lo cotidiano, con lo nuestro. (Tranvía de Caracas, buen tranvía, que te marchaste de la población con tu presencia de juguetería y con tus campanitas de cordón, porque yo te recuerdo todavía y te guardo sencilla devoción, he resuelto escribirte esta elegía, así, por no dejar, sin ton ni son). Además, de manera inevitable, destila afecto). Claudio Nazoa, su hijo, contaba “sin rencores” que no tuvo Navidad porque sus padres eran comunistas pero tuvo consciencia de las cuatro patas de la mesa porque su papá le enseñó a ver, a buscarle las cinco patas a todo, no solo al gato.(Salió a pasear la reina de Inglaterra, y alguna concha de cambur sería, sufrió la soberana en plana vía, su primera caída de postguerra)

Aquiles Nazoa tenía una inteligencia privilegiada, cultura, gracia. Mateo, hijo de Mateo Manaure, cuenta que su papá, amigo desde niño de Aquiles, le dijo, como si de una epifanía se tratara, que entre juegos, su panahabía adivinado sus vidas: “Mateo tú serás pintor y yo poeta”.(La mamá de Mateo Manaure habla el lenguaje de los pájaros, del más hermoso de todos, le puso entre las manos una pluma al nacer)

También sería humorista y un devoto creyente “en los poderes creadores del pueblo”(Creo en Pablo Picasso, todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, creo en Charles Chaplin hijo de las violetas y los ratones, creo en el amolador que vive de fabricar estrellas de oro con su rueda maravillosa, creo en los grillos que pueblan la noche de mágicos cristales, creo en las monedas de chocolate que atesoro secretamente debajo de las almohadas de mi niñez, creo en RainerMariaRilke, héroe de la lucha del  hombre por la belleza, que sacrificó su vida al acto de cortar una rosa para una mujer, creo en la amistad como el invento más bello del hombre, creo en el amor y en el arte como vías hacia el disfrute de la vida perdurable)

Caraqueño de El Guarataro (Ya es una girl de tipo americano, que sabe inglés y mecanografía, y que marcharse a Nueva York ansía, porque detesta lo venezolano),Aquiles Nazoabuscaba descifrar la realidad tan dura y tan hermosamente posible. Escribiría de sus abuelos inmigrantes italianos, de su infancia, del perfume de las hallacas, siempre de lo que estaba a mano o en sueños, en su caso da lo mismo, las nubes eran sus hojas de papel, los cielos su pizarrón. (A los 12 fui aprendiz de una carpintería, a los 13 telefonista y botones y del Hotel Majestic y luego domiciliero en una bodega de la esquina de San Juan, cuando esa esquina, que ya no existe, era el foco de prostitución de la ciudad. Más tarde fui mandadero y barrendero del diario El Universal, cicerone de turistas, profesor de inglés, oficial de una pequeña repostería y director de El verbo democrático, diario de Puerto Cabello. Durante los últimos diez años me he compartido entre las redacciones de Ultimas Noticias, El morrocoy azul, El Nacional, Elite y Fantoches del que fui director. Alguna vez fui encarcelado por escribir cosas inconvenientes, pero esto no tiene ninguna importancia.Mi mujer y yo somos los dueños de la única bicicleta de dos pasajeros que existe en Caracas)

Expulsado del país durante el gobierno del general Marcos Pérez Jiménez en 1956, Aquiles Nazoa reside en La Paz, Bolivia, durante el exilio. Merecedor del Premio Nacional de Periodismo, el Premio Municipal de Prosa y el reconocimiento de todos, muere en un accidente automovilístico el 25 de abril de 1976. (También vine a decirte yo hasta luego ya que te marchas al total sosiego, y solo puedo darte en tu partida este verso, esta flor: mi despedida)

—FNL









VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados