Una Eva y dos Adanes - Some like it hot (1959)
Bulevar 03/11/2019 05:00 am         


Por Francisco A. Casanova S.: Considerada por el American Film Institute, AFI, como la mejor comedia de todos los tiempos



Francisco A. Casanova S.

"Es una adorable criatura. No lo digo en el sentido evidente, en el aspecto quizá demasiado evidente. No creo que sea actriz en absoluto, al menos en la acepción tradicional. Lo que ella posee, esa presencia, esa luminosidad, esa inteligencia deslumbrante, se perdería en un escenario. Es tan frágil y delicada que solo puede captarla una cámara. Es como el vuelo de un colibrí: solo una cámara puede expresar su poesía". Con este retrato, Truman Capote describe a Marilyn Monroe, quien junto a Jack Lemmon y Tony Curtis, conforman el eje central de la película “Some Like it Hot”, considerada por el American Film Institute, AFI, como la mejor comedia de todos los tiempos. Dirigida por Billy Wilder, un Genio del cine y uno de los legendarios de Holywood, y en cuyo guion coparticipó con I.A.L. Diamond. La película se estrenó en 1959 y fue producida por los hermanos Walter y Harold Mirisch. El periodo de la película, está situado en 1929 y se inicia en Chicago cuando dos músicos, Joe y Jerry, son testigos de la masacre del Día de San Valentín, y deben salir de la ciudad y alejarse de la banda del gángster responsable de la matanza. Están desesperados por conseguir un trabajo fuera de la ciudad, pero el único trabajo que consiguen es en una banda de chicas que se dirige a Florida. Aparecen en la estación de tren como Josephine y Daphne, los saxofonistas y bajistas de reemplazo. Les gusta estar con las chicas, especialmente con Sugar Kane (Marilyn Monroe). Joe/Curtis en particular se propone cortejarla mientras que Jerry/Daphne es cortejado por un millonario, Osgood Fielding III (Joe E. Brown). El caos se produce cuando los dos hombres tratan de mantener sus verdaderas identidades ocultas y en el hotel de la Florida se lleva a cabo una convención de Gangsters con el autor de la masacre incluido.

En 1959, el director y coguionista Billy Wilder, ya estaba consagrado por haber dirigido y escrito obras maestras del género de cine negro (film noir) y drama, como: Stalag 17 (1953), Ace in the Hole (1951), Sunset Blvd. (1950), The Lost Weekend (1945), Double Indemnity (1944). El Guion de Some Like It Hot, Wilder lo escribió con I.A.L. Diamond, con quien compartiría 11 guiones más, entre ellos: The Apartment; One, Two, Three; The Fortune Cookie (1966) y Fedora (1978). El guion estuvo inspirado en una película alemana de 1951, llamada “Fanfaren der Liebe” (1951). “Some Like it Hot”, es una joya del cine cómico que demuestra el genio y versatilidad de Wilder. Además de su magistral dirección, el guion es la piedra angular de la película, es lo que le da el contexto y funcionamiento. El guion funciona a la perfección con las actuaciones de Marilyn Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis, los cuales estaban en la cúspide de sus carreras. Al pensar en el reparto, Wilder escogió primero a Tony Curtis y Frank Sinatra, pero este dejo esperando a Wilder en la entrevista de ofrecimiento, por lo que se decidió por Lemmon, el cual acepto sin haber leído el guion. La película se rodo en blanco y negro por dos razones, porque al ser una película de ese periodo de gangsters y prohibición, Wilder consideró que el blanco y negro era lo adecuado y la segunda razón, es que los maquillajes de Lemmon y Curtis como Daphne y Josephine, en color no se veían naturales. Uno de los elementos fundamentales del guion, era que debía haber una fuerte motivación para que los 2 músicos (Lemmon y Curtis o Jerry y Joe) tuvieran que transformarse en mujeres y es ahí cuando Wilder y Diamond apelan al elemento del pánico que género en los músicos el haber presenciado la masacre de San Valentín y ser vistos por los criminales, por lo tanto, no solo debían escapar, sino que además no podían ser reconocidos.

Mención aparte, la merece Marilyn Monroe, su actuación, su belleza, su sensualidad, su dulzura. Estamos frente a una leyenda de la actuación con un talento sobrenatural que no se corresponde con el estereotipo creado alrededor de ella y explotado por Joseph L. Mankiewicz, en la película All About Eve (Eva al desnudo, 1950). Wilder decía que el talento actoral de Monroe, superaba a cualquier actor con estudios y experiencia y que no importaba tener que invertir muchas tomas para lograr la secuencia, porque al final el resultado era mágico.En los rodajes la conducta de ella era tan volátil que el rodaje peligraba precisamente por ese comportamiento azaroso. Marilyn era impredecible, y eso podía ser tanto una bendición como una tortura. "Resultaba complicado trabajar con ella, pero cuando uno veía en la pantalla el resultado que había conseguido, por las buenas o por las malas, se quedaba asombrado", le explicó Wilder a Cameron Crowe.

Ella unía a su talento, el haber estudiado actuación en el Actors' lab en Hollywood, y en The Actors Studio en Nueva York, con su director Lee Strasberg. En el rodaje de Some Like it Hot, Monroe tuvo el coaching de Paula Strasberg (segunda esposa de Lee Strasberg). Marilyn olvidaba el libreto y hubo escenas que requirieron hasta 83 tomas. Para el momento del rodaje, Marilyn tenía 33 años, estaba casada con Arthur Miller y acababa de perder un bebe. Su entrada en escena en la película es en la estación del tren con una caminata espectacular y la cara radiante. La escena en el tren, en la cual toca un Ukelele y baila, ella está siguiendo al coreógrafo Jack Cole, quien estaba detrás de la cámara. La escena en el yate con Tony Curtis en donde el climax es el beso, no fue ensayada y le salió perfecta. El contrato de Monroe estipulaba que ella solo podía actuar en películas a color y el resultado de la película fue de tal calidad que los estudios hicieron la excepción. No es un dato menor que Marilyn, en su carrera de 16 años, fue dirigida por: John Huston, Billy Wilder, Joseph L. Mankiewicz, Otto Preminger, Henry Hathaway, George Cukor, Laurence Olivier, Jean Negulesco, Howard Hawks, y Fritz Lang.

Las actuaciones de Curtis y Lemmon son extraordinarias también. El noviazgo de Lemmon con el millonario es de tal comicidad y tan bien actuado, que llega un momento en que uno cree posible tal matrimonio. La escena de Lemmon y Brown bailando y una rosa en los dientes de Lemmon termina en los de Brown, es inigualable. Y cuando Lemmon acostado en su cama, tocando maracas y anunciando seriamente su compromiso, Curtis le pregunta, para abrirle los ojos y que caiga en la realidad, “¿Qué vas a hacer en tu luna de miel?" y Lemmon responde: "Él quiere ir a la Riviera, pero yo me inclino por las Cataratas del Niágara". Otra escena inolvidable es cuando Curtis y Monroe se encuentran en la playa y como él le hace creer a ella que es el heredero de la Shell con un tono de voz parodiando a Cary Grant. La gran escena, es la del tren, en la cual 13 chicas, en la cama del compartimiento del vagón, le arman una fiesta a Lemmon, siendo que el solo quiere estar con Marilyn. La escena final es una genialidad de los guionistas. El millonario (Brown) está en el bote con Lemmon y este trata de convencerlo de no casarse:

Lemmon: no soy una rubia natural
Brown: no importa.
Lemmon: yo fumo
Brown: no me importa
Lemmon: tengo un terrible pasado. Por 3 años he estado viviendo con un saxofonista
Brown: yo te perdono
Lemmon: no puedo tener hijos
Brown: los adoptamos
Lemmon: tú no entiendes, soy un hombre
Brown: Bueno, nadie es perfecto

La película tuvo un ruinoso preestreno en California en el Bay theater de Pacific Palisades y un exitosísimo segundo preestreno en Westwood Village de la Universidad de California en Los Angeles. Se estrenó en Nueva York en marzo de 1959 con rotundo éxito de taquilla.

Billy Wilder ganó seis oscar, uno honorífico, tres por El Apartamento (1960) película, director y guion. Uno por Sunset Boulevard (1950) guion y uno por The Lost Weekend (1945) guion. Quince de sus veinticinco películas norteamericanas fueron nominadas para, por lo menos, un Oscar; dirigió a catorce actores y actrices en roles por los que fueron nominados al mismo premio y tres de ellos ganaron; sus guiones fueron nominados once veces, obteniendo el Oscar en tres oportunidades; él mismo fue postulado como mejor director en ocho ocasiones y ganó en dos de ellas. En 1961, The Apartment se alzó con las estatuillas a la mejor película, director y guion original. Tenía una extraordinaria simbiosis como director y guionista, al igual que Woody Allen, Quentin Tarantino y Francis Ford Coppola. Nació en 1906 en lo que hoy en día es Polonia y murió a los 95 años en 2002 en Los Angeles, California. Su versatilidad y genio le permitieron escribir y dirigir obras maestras del cine y en varios géneros como la comedia Ninotchka 1939 (guion), del cine negro como Double Indemnity 1945, Sunset Blvd. 1950 y Ace in the Hole 1951 (guion y dirección), de drama como The Lost Weekend (guion y dirección), de comedia de guerra como Stalag 17, 1953 y la combinación de comedia y drama en The Apartment 1960 (guion y dirección). Fue el primero en ganar un Oscar como productor, director y guionista de la misma película. Según el director Cameron Crowe, “lo que hace que Wilder y sus películas sigan siendo relevantes hoy en día, son temas de valores profundamente humanos y "narraciones simples, claras, conmovedoras y divertidas", y respetando los principios de narración de historias que Crowe ha notado de simplicidad, claridad, emoción y humor, respaldados por la autenticidad y el respeto por su audiencia.

En Estados Unidos desarrollaría toda su carrera. Inicialmente como guionista tuvo tres maestros con los cuales trabajó escribiéndoles argumentos: de Ernst Lubitsch aprendería la sutileza visual y simbólica que brincaba cualquier censura; de Howard Hawks (para quien escribiría la magnífica Ball of Fire, aprendería el oficio de dirigir y de Mitchell Leisen aprendería que no quería que nadie más distinto a Wilder mismo dirigiera sus guiones.(Elogio de lo imperfecto: El cine de Billy Wilder).

Tuvo además la fortuna de contar con actores con los que siempre se sintió cómodo, como William Holden y Jack Lemmon y contó con la presencia de estrellas enormes como Audrey Hepburn, James Cagney, Humphrey Bogart, James Stewart, Charles Laughton, Marlene Dietrich, Walter Matthau, Barbara Stanwyck y Marilyn Monroe. Y como dijo Vincent Canby en 1991 en el NYT, “Wilder es el talento cinematográfico más brillante, agudo, perceptivo, ingenioso y duradero de su generación".







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2019 EnElTapete.com Derechos Reservados