Autogol Chileno
Deporte 19/06/2022 08:00 am         


Más que tener un caso casi perdido en su intento por lograr la clasificación al Mundial Catar 2022 por una vía no deportiva, Chile expone una serie de errores dirigenciales



Por Hernán Quiroz Plaza


Hace casi 49 años Augusto Pinochet tomaba fusta en mano las riendas de Chile. El golpe de Estado contra Salvador Allende también quedó marcado a fuego en el fútbol. Por el repechaje rumbo a Alemania 1974, la URSS se negó a jugar en un “estadio salpicado con la sangre de los patriotas chilenos”. En una pantomima macabra, sin rival, La Roja ganó 1-0 y que se denominó “El Partido de la Vergüenza”. En otro suceso, el 3 de septiembre de 1989 quedó marcado para siempre en la historia del deporte chileno por el triste e histórico Maracanazo de Roberto "Cóndor" Rojas en el mítico reducto de Río de Janeiro. El seleccionado chileno buscaba dar el golpe en Brasil para clasificar al Mundial de Italia 1990, donde solo le servía el triunfo. La nota negra de la jornada fue el abandono de la "Roja" por la agresión recibida por el histórico arquero de Colo Colo, que finalmente aceptó que se provocó las heridas, siendo suspendido de por vida por la FIFA. El máximo ente del futbol mundial lo llamó “el mayor fraude futbolístico de todos los tiempos” y provocó que una generación entera de excelentes futbolistas chilenos (entre ellos un prometedor centrodelantero llamado Iván Zamorano) se viera privado de disputar la posibilidad de jugar los mundiales de Italia 1990 y USA 1994. El denominado “maracanazo” de 1989 no sólo sepultó la carrera del arquero Roberto Rojas, sino que arrojó un verdadero manto de oprobio y vergüenza sobre todo el futbol chileno durante casi una década.

“Ecuador es mundialista”, titularon el viernes 10 de junio muchos medios de prensa, como si hubiese conseguido su boleto ese día gracias a un fallo judicial. En absoluto, Ecuador es mundialista desde el 24 de marzo, cuando logró su clasificación en la cancha. “La FIFA deja a Chile fuera del Mundial”, señaló ‘La Tercera’, de Santiago. Error, los rivales lo dejaron fuera en la eliminatoria. La FIFA decidió desestimar de plano la denuncia de la federación chilena, que reclamaba entrar al Mundial por inclusión indebida de Byron Castillo en Ecuador. Con Catar 2022 encima, Gianni Infantino y sus amigos no quieren embrollos de último minuto. Y aunque Chile insistirá, primero apelando ante la misma Comisión Disciplinaria de la FIFA y luego ante el TAS, la posibilidad de que tenga éxito en esta última instancia parece remota. Nunca olvidemos que, por muy pomposamente que se declare “independiente”, el TAS no lo es tanto. Es un organismo privado, sí, pero la FIFA es su principal cliente. Porque el TAS cobra por prestar servicios. Y en los temas álgidos o comprometedores, como este, nunca va a desairar a la matriz del fútbol. Entre bomberos no se pisan la manguera.

“No parecía lógico que una selección, después de arrastrarse en la eliminatoria, saltara del séptimo al cuarto lugar por una simple acta de nacimiento”, escribió el magnífico periodista chileno Juan Cristóbal Guarello en su columna del diario ‘La Tercera’, titulada “Un poco de realismo”. Suscribimos: desde lo futbolístico, era completamente injusto que se dejara afuera al equipo de la mitad del mundo y que entrara otro que no hizo mérito alguno para estar en Catar. También es cierto que las reglas deben ser observadas y los principios de elegibilidad estrictamente cumplidos.

Acontece que, buscando cualquier atajo que reparara incapacidades propias, el presidente del fútbol chileno, Pablo Milad, se aferró al salvavidas de esa partida de nacimiento que dice que Castillo es colombiano de Tumaco. Triste recurso, por cierto. “Estamos en el primer tiempo del partido y vamos perdiendo 1-0, pero queda el segundo tiempo” fueron las declaraciones poco felices del presidente del fútbol chileno. Después de ganar dos Copa América consecutivas, Chile aún se rasca la cabeza sin entender cómo se quedó de a pie también de dos Mundiales. Y que vaya Ecuador, a quien cree menos. Fastidio similar al de Colombia, de ver que tiene delanteros capaces en Europa que, aquí, estuvieron 7 partidos y 58 minutos sin marcar un gol. Con uno solo que hubiese entrado hoy estaría en el Mundial. Es tan pesadillezco como absurdo, mejor no pensarlo.


Las dos sentencias firmes del año 2021 dictadas por la justicia ecuatoriana, y presentadas por la federación de la selección tricolor, fueron definitivas en el veredicto. En una, Castillo es declarado ciudadano ecuatoriano de pleno derecho, y en la otra, se conmina a entregarle la cédula de identificación nacional. La FIFA no puede legislar en contra de la jurisprudencia de un país soberano, por lo que sus organismos disciplinarios consideraron que las alegaciones de Chile no son tan sólidas y definitivas como las presentadas por los dirigentes del fútbol ecuatoriano. Byron Castillo es ecuatoriano a todos los efectos, como ciudadano y futbolista. Vivió desde “chamo” en la provincia del Guayas cuya capital es Guayaquil, su formación y profesionalización futbolística tuvo lugar en Ecuador, ha jugado siempre allí, Colombia no lo reclama como hijo suyo y la justicia lo determinó ecuatoriano. Son demasiados elementos de peso en favor de su debida inclusión. Además, cuando el registro civil de un país asegura que un futbolista es nacido allí y ese país le entrega un pasaporte legal, a la FIFA se le dificulta contradecirlo.

Más que tener un caso casi perdido en su intento por lograr la clasificación al Mundial Catar 2022 por una vía no deportiva, Chile expone una serie de errores dirigenciales. Realmente no es la primera vez que la dirigencia de ANFP es noticia por escandalosos desaciertos, que han hundido un poco más su reputación en el mundo del fútbol. Chile sufrió una costosa derrota en el plano legal, la cual insiste en revertir. En medio de este caos, ANFP aún recuerda otros episodios en los que no ha salido airoso, empezando por la detención de su joven presidente Sergio Jadue (2015), acusado de manejar dinero por soborno en derechos televisivos, como parte del famoso FIFA Gate.

Las horas bajas se han mantenido hasta el punto que ANFP ha tenido cuatro presidentes en seis años. Entre Jaime Baeza, Arturo Salah, Sebastián Moreno y ahora Pablo Milad, Chile no ha conseguido el rumbo en lo deportivo; de hecho, solo por no asistir al Mundial Catar 2022 ha perdido de ganar casi 10 millones de dólares. En medio de una transición larga, que le ha costado despedir a la generación de oro, la cual llegó a ganar dos Copa América y un sub campeonato de Copa Confederaciones, la federación chilena sigue sin conseguir el equipo y el técnico ideal que iguale o supere a los argentinos Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli. Hasta cuatro entrenadores ha tenido en los últimos cuatro años La Roja, sin ganar alguna Copa y sin Mundial, alargando una eterna transición que comenzó con Juan Antonio Pizzi, seguido de Reinaldo Rueda, Martín Lasarte y recientemente Eduardo Berizzo.

Sumado a eso, de acuerdo a La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, más conocida por las siglas IFFHS, la Liga de Chile está en el puesto 6 de la Conmebol, es decir sexto entre diez países y en el 21 a escala mundial, muestra de ello es que en la Copa Libertadores 2022, ningún equipo logró pasar a octavos de final, mientras que la Sudamericana solo Colo Colo y Universidad Católica lograron entrar a la segunda fase. En medio de su lucha por “torcer” la voluntad de FIFA, la insistencia en seguir su camino cobra más noticia cuando el nuevo camino marcado por Berizzo estuvo de manifiesto con el nulo apoyo del técnico a la decisión del actual presidente, Pablo Milad, quien insiste en colocar a Chile en el Mundial por vía administrativa. Recientemente, Berizzo declaró que FIFA habrá entendido que los argumentos eran a favor de Ecuador, que no había lugar al reclamo y “lo aceptamos”, dijo en rueda de prensa captada por el Diario El Mercurio. “Ahora a pensar en el futuro y a dejar de pensar en este tema. Vivimos en el día a día, poniendo nuestras expectativas más allá del fallo... Si se recurre o no, nosotros no debemos mirar a eso. Si podemos ir al mundial de Catar, claro que reaccionaremos a eso. Pero la mirada está puesta en un proceso más largo”, agregó el nuevo técnico que debutó con tres derrotas en el mes de junio.

En la actualidad, Pablo Milad buscará la reelección en diciembre, en medio de un caos que provocó y que seguirá después de la declaración de su abogado Eduardo Carlezzo, quien asomó la idea de que buscarán, a más tardar en septiembre, la respuesta del TAS que les favorezca y, por ende, los coloque en el Mundial. Por ahora la asociación chilena sigue tratando de forzar la entrada al Mundial, sin haberlo ganado en la cancha. Fabián Estay, ex seleccionado chileno y mundialista en Francia 1998: “Chile no se quedó sin Mundial hoy 10 de junio. Chile se quedó sin Mundial tres fechas antes de que terminaran las Eliminatorias, cuando había esperanzas de que se dieran algunos resultados para acceder, por lo menos, al repechaje. Lamentablemente, no se consiguieron esos puntos y quedamos eliminados en una presentación contra Uruguay en la que nos dieron un fuerte golpe de realidad”.

El respetado analista de las redes sociales Diego Bassante, manifestó: “Al parecer, a los dirigentes de la ANFP no les bastó perder contra Ecuador 2-0 en Santiago. Quisieron exponerse también fuera de la cancha, y lo lograron. Perdieron dos veces”. Lo injusto para Chile no es no ir al mundial: ese derecho se gana haciendo goles. Lo injusto para Chile es tener en la ANFP una dirigencia que no está a la altura de la muy respetable historia que tiene el fútbol chileno y que sin ningún decoro ni pudor intentó colarse a la Copa del Mundo por la ventana, sin calcular el costo. Se puede perder un partido. Se puede perder la clasificación al mundial. De hecho, Ecuador ha estado en esa situación la mayoría de veces. Es fútbol. Lo que no se puede hacer es emprender una aventura jurídica irresponsable, desorientar a la prensa, dar falsas esperanzas a muchos y terminar haciendo el ridículo internacional. Hay que saber perder. Ojalá que Ecuador y Chile estén en el Mundial del 2026. Y si no es así, que sea por lo que pase en la cancha.

El reconocido diplomático ecuatoriano, Patricio Zuquilanda también dio su opinión: “En Chile atraviesan momentos de locura o pasan por un ataque de envidia lo cual nos lleva a poner atención; no solamente desde el punto de vista deportivo sino como sociedad”. “En ese país hay muchas personas sensatas; varios amigos dilectos que son reconocidos con Ecuador, por las muestras de afecto y distinción que hemos tenido a lo largo de la historia en los planos social, político, militar, diplomático y de negocios. Creo que ellos son los llamados a liquidar esta hostilidad inesperada de la Federación de Futbol de Chile para con nosotros, sus amigos ecuatorianos”. Por otro lado, Pedro Carcuro voz autorizada para analizar el atribulado presente de la selección chilena con una carrera extensa e ilustre en el periodismo deportivo del país de la Estrella Solitaria. “Lo que uno espera es que se enmiende el rumbo tan errático. Todo lo que ha sucedido a partir de la salida de (Jorge) Sampaoli ha sido un desastre, desde el punto de vista técnico y futbolístico”, dijo Carcuro en conversación con RedGol sobre los últimos años de trabajo de la Roja.

La vergüenza que hicieron jamás se olvidará. Una cosa es quedar eliminado en la cancha, otra intentando meterse al Mundial de la manera más humillante y nefasta. Hicieron hasta FIXTURES en televisión abierta con las fechas y estadios donde iban a jugar. Insólito. Intentaron desprestigiar a un jugador mostrando recursos absurdos, y quitarle mérito a un equipo al que no le pudieron ganar, que los eliminó prácticamente en su propia cancha, con su gente, y con su máximo referente retirándose entre lágrimas. ¿Había forma de que se eliminen dos veces? Pues sí, y si deciden ir al TAS la vergüenza será mayúscula. Para Arturo Vidal, Gary Medel, Azteca Deportes, y todos los que se burlaron o hicieron eco de una mentira: que la cuenten como quieran, pero Ecuador estará en la máxima cita del futbol mundial.

Los seres humanos somos muy sensibles; por supuesto, entendemos que estaban en su derecho para intentar corregir un error si así lo percibieron, pero, de allí a profundizar el ataque, solamente envía mensajes de inseguridad e incertidumbre en algunos dirigentes chilenos que felizmente no son la mayoría. La admiración es el lado opuesto de la animosidad: a mi manera de ver, los chilenos honorables reconocieron los logros ajenos y celebraron la clasificación de una selección como la ecuatoriana, llena de jóvenes humildes y grandes de espíritu. Aplaudieron jubilosos que un país innovador como Ecuador, junto con los grandes, dispute en representación de América Latina el campeonato mundial.

Que este incidente en América Latina no se vuelva a producir nunca más: nuestra sangre y objetivos nacionales comunes, nos deben alejar de la mezquindad y de la ponzoña de la envidia. Ecuador, quien obtuvo su derecho en el campo acudirá al Mundial Catar 2022, es el espíritu que siempre debiera primar.






VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2022 EnElTapete.com Derechos Reservados