José Gregorio, Patriota
Historia 18/06/2020 07:00 am         


Entre las virtudes del futuro beato venezolano destaca su reconocido compromiso patriótico



Por Blas Cuartin Sánchez


A principios del siglo pasado, el 7 de diciembre de 1902, se escenificó en las costas venezolanas uno de los hechos más abusivos y vergonzosos por parte de las grandes potencias imperiales de la época, contra un país con limitadas capacidades económicas y militares, pero con una inmensa fortaleza humana y un profundo amor por su terruño como era la República de Venezuela. Ese hecho quedó registrado en los anales de la historia como el Bloqueo Militar contra los Puertos Venezolanos por parte de las Armadas de Alemania, Inglaterra, Italia, Francia, España, Estados Unidos, Holanda y Bélgica, con el fin primario de derrocar a un gobierno nacionalista, patriota y bolivariano, como era el que representaba el Gral. Cipriano Castro, utilizando como justificación el pago de una dudosa deuda comprometida por gobiernos anteriores como el del Gral. Antonio Guzmán Blanco y el del Gral. Joaquín Crespo, la cual cuadruplicaba los ingresos fiscales anuales de la nación.

Previamente la empresa estadounidense New York & Bermúdez Company que extraía hidrocarburos en nuestro país cancelando mínimas regalías e impuestos, había financiado un intento de golpe de Estado contra el Gral. Castro, encabezado por el banquero Manuel Antonio Matos (concuñado del Gral. Guzmán Blanco), el cual fue derrotado aplastantemente en la Batalla de La Victoria, del Edo. Aragua; ante este revés se procedió al aumento de la presión con el bloqueo militar contra Venezuela, colocando grandes buques y acorazados fuertemente artillados frente a los principales puertos nacionales, como La Guaira, Maracaibo y Puerto Cabello, con el fin de no permitir la entrada o salida de ningún producto y hacer que el pueblo incrementarse sus penurias por falta de alimentos, medicinas e insumos básicos, llegándose a disparar sus armamento de guerra contra la población civil que residían en las cercanías de los referidos puertos.

El Gral. Castro, ante la abusiva agresión imperial llamó al pueblo heroico a defender la Patria que nos legó el Libertador Simón Bolívar, mensaje que fue respaldado por todas y todos los venezolanos sin distinción de ningún tipo, regresando inmensamente al país quienes se habían exiliado por diferencias con el gobierno y hasta los presos políticos solicitaron salir de prisión para empuñar sus armas y enfrentar a los invasores imperiales. En este fervor patriótico estuvo el Doctor José Gregorio Hernández, quien no dudó en cambiar su estetoscopio por un fusil y fue el primero en alistarse en las milicias populares, como quedó registrado en la boleta de inscripción del día 11 de diciembre de 1902 en la Jefatura de Milicias N° 1 en la Parroquia Altagracia dónde residía. Es importante destacar que el Dr. Hernández siempre manifestó su condición de cristiano pacifista y no simpatizaba con el gobierno del Gral. Castro, pero sobre todo lo motivaba profundamente su amor por una Venezuela libre y no permitiría nunca que su Patria fuese profanada, fraccionada y repartida entre las potencias imperiales más poderosas de la historia de la humanidad, cuyo interés eran las reservas petroleras de la Nación.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados