Paraguaná, Ruta de la Droga
Identidad 17/05/2020 07:00 am         


Los tentáculos del narcotráfico han abarcado sectores como alcaldías, empresa petrolera, cuerpos de seguridad, militares, dirigentes políticos y artísticos



Por Osiris Martínez Leal


El faro guía del Cabo de San Román, en la playa de Puerto Escondido, ubicado en el extremo norte de la península de Paraguaná, es el punto más septentrional de Venezuela y de la América del Sur, desde donde es posible ver la isla de Aruba. Esta farola es un imponente testigo mudo de las andanzas diarias aéreas y marítimas del narcotráfico que, les permite a los narco aviones volar en el menor tiempo y por ende, usar menos combustible para ir hasta Honduras o Guatemala en Centroamérica y desde allí vía México con destino a los Estados Unidos y Canadá.

El primer capítulo de esta narconovela de El Cartel de Paraguaná comienza el 14 de abril de 2020, cuando son detenidos en un restaurant de Las Mercedes, Caracas, el empresario Raúl del Gallego Salas, quien tiene residencia en Valencia y el ex comisario del Cicpc, Orlando Silva, presuntamente como integrantes de una red de influencias en la política, los cuerpos militares, policiales, el poder judicial, y sindicados de ser los principales cabecillas de esta agrupación delictiva, cuyo jefe presuntamente sería Emilio Martínez, conocido como “Chichi” Smith. A partir de allí, el 16 de abril de 2020, la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y la División de Drogas de la Guardia Nacional Bolivariana realizan allanamientos en Punto Fijo. De esta manera la “ciudad de los vientos” está en el ojo del huracán, metiendo el bisturí en las zonas pantanosas contaminadas por los narcos de Paraguaná. Hasta esa fecha iban 11 detenidos. Entre los detenidos también se encuentran María Virginia Martínez, quien está embarazada y hospitalizada en la Clínica La Familia bajo custodia de la GNB y quien es hija de Lindo Martínez, presidente de la Fundación “Carmen Virginia Martínez” y hermano de “Chichi”; Edison Segundo Vásquez, dirigente de Vente Venezuela, la ciudadana Albos María Vásquez y Edison Oviedo Vargas.

Ante los procedimientos de los cuerpos de seguridad, testigos afirmaron que esta presencia de la Guardia Nacional en las calles no se veía en Punto Fijo desde el 2012, hace exactamente siete años y 9 meses cuando se produjo la explosión en la Refinería de Amuay del Complejo Refinador de Paraguaná, donde ardieron los tanques del bloque 23, en una tragedia que dejó 40 muertos y 86 heridos, mucha consternación y dolor en la península.


LA TRAMA

Por otra parte, el destape público de este caso salpicó a varios funcionarios de PDVMarina, quienes fueron destituidos por su presunta participación en un entramado que se encargaba de utilizar los buques de la estatal petrolera para el narcotráfico. Asimismo, 38 trabajadores fueron detenidos por extracción de combustible. Las incautaciones en Punto Fijo incluyen embarcaciones y bienes como el MEDEA, matrícula AMMT-1426 y “L/m” Castillo, registro AMMT-2082, de la empresa propietaria Pesquera Hedelmar, C.A, la Posada Linso Sol INN C.A, ubicada en la calle Caroní, entre la Urbanización Santa Irene, Calle Primavera, Casa NRO. 10; el Autolavado Carmen Car, y dos viviendas; una en la Urbanización La Sabana VI de la Puerta Maraven y la otra en el sector Santa Fe, urbanización Los Manglares; 12 vehículos; 654 unidades de lubricantes de motor y seis cuñetes de aceite para motor.

Las primeras investigaciones arrojan que la Fundación era una “caja chica” de la Alcaldía de Carirubana, lo cual era público y notorio, según nos dice un taxista que pidió el anonimato, “ellos aportaban desinteresadamente una buena parte del pago para la cancelación de los obreros que limpian las calles de Punto Fijo, medicinas, equipos médicos, así como bloques, pintura, cabillas, arena, y zinc, que eran entregadas a los sectores más necesitados de Paraguaná”. La alcaldía designó una de las avenidas de Punto Fijo con el nombre de Carmen Virginia Martínez, que ha generado comentarios encontrados entre los vecinos de la ciudad de Los Vientos. “El gran bonche que montó la Alcaldía por los 70 años de Punto Fijo fue organizado por esta Fundación. Fue un banquete amenizado por artistas reconocidos, mariachis y mucho whisky”, contó un reconocido comerciante que asistió a esta celebración el pasado 27 de Febrero de 2020. Los aportes llegaron hasta Polifalcón, con la donación de 20 motocicletas de alta cilindrada para el patrullaje policial, de las cuales sólo llegaron 16 de estas unidades para los uniformados, y de un lote de teléfonos de última generación. Era tan estrecho el vínculo con las autoridades gubernamentales que hasta funcionarios de Protección Civil Falcón han sido asignados como colaboradores a la orden de esta Fundación. Desde el 16 de abril no paran estos allanamientos simultáneos en Valencia, hasta el punto que fue destituido José Domínguez como jefe de seguridad de la Gobernación de Carabobo, con contactos que se extienden hacía Puerto La Cruz, Anzoátegui, donde estarían los mayores operarios de “Chichi” Smith.


UN BENEFACTOR

“Chichi”, como se le conoce en Carirubana, es hijo de Ángel Smith, ya fallecido, quien era comerciante de queso holandés y whisky, como casi toda la gente de esta Bahía, dicen que era muy respetado y Doña Carmen Virginia Martínez, quien era muy querida en la comunidad y fue la que lo presentó con su apellido y lo crió, falleció hace cinco años, y en su memoria se creó la Fundación. Desde niño “Chichi” era pescador y pasó a comerciante de alimentos y licores, luego cigarrillos y combustible (gasoil y gasolina), y después trabajó con Simón Álvarez, quien presuntamente está fallecido víctima de un supuesto suicidio, un hecho ocurrido en el 2014, en el que aún se tejen algunas conjeturas que rodean de misterio el caso, al punto que al día de hoy se ha convertido en toda una leyenda en Paraguaná por las acciones sociales que emprendían también a través de una fundación.

Desde hace tiempo el Ministerio Público tiene la mira puesta sobre la figura del ciudadano Emiliano Enrique Martínez, a quien la prensa identifica como “Chichi” Smith, y es actualmente objeto de una serie de señalamientos que lo vinculan con presuntas actividades relacionadas con el narcotráfico. De manera oficial, tiene abierta una investigación penal y una notificación de Alerta Roja en Interpol documentada en el oficio 00-F66-0070-2020, según pública en su cuenta de Twitter la institución. “La detención de esos criminales es un pase de factura por operaciones que no fueron notificadas al régimen para evitar el pago de coimas”, aseguró Luisa Ortega Díaz, ex fiscal general de la República en medios internacionales a través de las redes sociales.


NICHO DE EMPRESARIOS

El entramado de las sociedades de Smith abarcaría los sectores inmobiliario, hotelero, estaciones de servicio, bodegones, pero la ONA supone también un destacado nicho de empresarios y comerciantes en Paraguaná del sector de víveres y licores que se estarían prestando para sus actividades de legitimación de capitales provenientes de actividades ilícitas, los que están siendo investigados con lupa y entre los que estaría un sobrino de “Chichi” que habría comprado el Club Náutico de Punto Fijo.

Es público y notorio que familiares cercanos de “Chichi” Smith compraron la mitad de las acciones del hotel Biyou a Fernando Matos, quien está prófugo de la justicia en el extranjero por llevarse todo el dinero de un crédito mil millonario otorgado a su empresa Cárnica, hace unos siete años, que en su oportunidad ya era para surtir de carne a Falcón y paulatinamente a Venezuela. En Punto Fijo se han incautado inmuebles y vehículos, así como los allanamientos de una finca en el municipio Cacique Manaure, en la Morón Coro vía la costa falconiana y otra en Federación, límites con Lara. Fuentes de páginas web de Punto Fijo informan que Smith habría comprado también “Mundo Daka”.


CARIRUBANA TUMULTUOSA

El martes 28 de abril 2020 en horas del mediodía, una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana integrada por tres convoyes se dirigió a la calle Marina de Carirubana (también conocida como la madre de Punto Fijo), para proceder al allanamiento de la fundación Carmen Virginia Martínez, presidida por Lindo Martínez, hermano de “Chichi” y de inmediato los vecinos y habitantes del sector salieron de sus casas a rechazar esta medida. Ante el procedimiento militar los habitantes de Carirubana protestaron para evitar la inspección de estas instalaciones, donde se incautaron dos máquinas payloader, materiales de construcción, computadoras, vehículos y documentos. También fue allanada la sede administrativa de este patronato ubicada en Judibana.

Según testimonio de vecinos, la fundación no los ha abandonado en las adversidades, ya que les ayuda a conseguir agua dulce, bolsas de comida, acciones de ornato a las plazas, entrega de ayudas para consultas médicas y medicinas a los enfermos, les ha donado una ambulancia, arreglado el liceo, reconstruye el piso del ambulatorio. “Estaban comprando en dólares algunas casas y en la bajada de Carirubana para construir un paseo turístico” en la zona, apuntó consternado un vecino que les iba a vender su bienhechuría. “Yo conozco esa familia desde que tengo uso de razón. Y estas acciones, se agradecen, no se olvidan, mucho menos se las lleva la brisa marina. Por eso Carirubana, que ha parido grandes profesionales, deportistas, costureras, cultoras, comerciantes y cantantes, es fiel al protector social”, dijo una mujer mayor de 50 años a la fila de Guardias Nacionales.

También en la tarde del martes 28 de abril de 2020 la GNB bajo la dirección del Ministerio Público, allanó un inmueble ubicado detrás de Hidrofalcón (Plaza España) en la búsqueda de un empresario de la zona, hijo del propietario del apartamento y quien es un dirigente político del oficialismo.


20 MIL DÓLARES HASTA LAS PISTAS

Las investigaciones apuntan que este Cartel estaría pagando unos 20 mil dólares para llevar el combustible hasta las pistas clandestinas que es donde se cometen los ilícitos. Esto sería a $ 5.000 dólares por cada mano, es decir, cinco de los verdes grandes para el que la saca de Pdvsa, otros 5.000 dólares al que la almacena, igual cantidad al que la traslada y otros 5.000 más para el que la suministra al avión. En Venezuela se usan dos tipos de combustible: JET-A1, también llamado Kerosina, se utiliza para aviones comerciales, jets privados o ejecutivos, turbo-hélices y aviones militares, con un costo por litro de Bs S 47.690,01 y un precio internacional de USC por galón $ 2,44. Por ejemplo, un Jet ejecutivo puede cargar 3.500 litros para un vuelo nacional que serían Bs S 171.687.276,00, y en otros países el costo de estos 953 galones oscila en USD $ 2.700.
El tipo de gasolina es AV-GAS de 100/130 octanos, y es utilizado para aviones a pistón o motores recíprocos, monotor y multimotor, aviones de uso particular o privado, con el costo de Bs S 55.118,19, que a nivel mundial es de USD por galón $ 2,44. En este caso 1.300 litros para un Jet ejecutivo tiene un valor de Bs S 71.653.647,00 y el precio internacional de 360 galones es de 1015,2 $ y como es lógico pensar, a estos precios cualquiera no tiene la capacidad de surtir ese tipo de combustible.

Este Cartel estaría pagando entre 100 y 200 dólares a cada trabajador de las decenas de pistas clandestinas bien camufladas que operan en sitios estratégicos de Falcón, las cuales el narcotráfico elige por vía satelital –Paraguaná (Tiraya-Adicora), Mauroa, Churuguara, Cumarebo, Jacura, San Juan de Los Cayos, Píritu, Borojó, Casigua, San José de Seque. Estas tres últimas en el eje de occidente están en una zona desolada y no hay vigilancia costera, entre otras. El dueño de la finca recibe entre 5.000 y 6.000 dólares por cada aterrizaje, hay zonas de la costa donde se han instalado hasta seis pistas seguidas, según un trabajador con conocimiento directo. La fuente reconoció que estas pistas son descubiertas al azar o por casualidad. En otros casos ubican fincas con antiguas pistas inoperativas que reacondicionan, sacan su posición geográfica para insertar en los GPS (Global PositionalSystem) Sistema Global de Posición, para que los operadores de las aeronaves la ubiquen, las operaciones incluyen utilizar carreteras de poco tránsito. “Ese es un dinero en moneda gringa que circula libremente”, dijo una segunda fuente familiarizada con estas operaciones, agregando que es harto difícil conseguir alguien para ir a ordeñar las vacas, o labrar la tierra, la gente se pelea para trabajar en el encendido para iluminar la pista, cargar de gasolina a la avioneta, o manejar un patrol para la mantener la pista a punto, y no hay sanción moral ni social porque se rigen en busca de una riqueza a toda costa, así sea vivir al filo de la navaja”, afirmó.

La demanda obliga a los capos a utilizar aeronaves, embarcaciones marítimas y hasta sumergibles, o sea mini submarinos para traficar la droga que manejan los carteles mexicanos. Los cuerpos de seguridad estarían tras las pistas de un submarino que estaría operando por las costras paraguaneras. También iría a bordo otra persona que se encarga de trasegar la gasolina y lanzar la carga si es el caso, a través de la puerta trasera de la aeronave, la cual adaptan y remueven desde adentro, y luego vuelven a colocar al terminar la faena.


HABLA EL GOBERNADOR

El gobernador del estado Falcón, Víctor Clark, dice al respecto: “Como gobernador lo ratifico, respaldamos todas las acciones del gobierno bolivariano contra el flagelo del narcotráfico. Es el gobierno bolivariano quien está dando combate firme contra este flagelo. Han querido manipular, desinformar y falsear sobre ello, sectores extremistas desde Miami”, saliéndose al paso a las notas publicadas en las redes sociales donde el mandatario regional aparece junto a Lindo Martínez, hermano de “Chichi” Smith en un acto público. “La realidad es que Venezuela se ha plantado firme en el combate al narcotráfico; es la DEA el principal cartel del mundo; para nosotros, combatir el narcotráfico es una obligación, no una opción. No es la derecha “mayamera”. No son los estafadores mediáticos que viven de eso aquí y en Miami. Es el gobierno bolivariano quienes estamos ejerciendo esta lucha; quienes hoy pretenden difamarnos, son los principales promotores de ese modus operandi, como han hecho en Colombia donde el paramilitarismo y narcotráfico ha degradado todo. Seguimos firmes en nuestros valores”, remató Clark.


INFILTRACIÓN MILITAR

En Noviembre del 2019 el Ministerio Público (MP) acusó al Comandante de la Zona Operativa de defensa Integral Zulia (Zodi-Zulia), Aquiles Leopoldo Lapadula Sira (51) y a Gustavo Huerta (35) por su presunta responsabilidad en el tráfico de 33.470 litros de ácido sulfúrico, sustancia química controlada utilizada para la fabricación de drogas, por lo que su traslado y comercialización están regidos por la Ley Orgánica de Drogas, situación que fue detectada el 9 de septiembre del año pasado en el municipio Machiques, estado Zulia. “Estos Carteles operan con la aquiescencia de la DEA”, afirmó en un comunicado el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, resaltando que el Estado venezolano, viene desarrollando una batalla frontal contra carteles del narcotráfico que intentan usar nuestro espacio geográfico para sus nefastos propósitos, específicamente en las últimas semanas hemos propiciado duros golpes a distintas conexiones de los referidos carteles.


LAS PREGUNTAS

Ante tanto escándalo la opinión pública se pregunta: ¿Cómo es que sacan la gasolina de Pdvsa y de los almacenes de los aeropuertos? ¿Cómo llega esa gasolina cientos kilómetros hasta las pistas clandestinas? ¿Quién o quiénes lo permiten? ¿No hay suspicacias en las alcabalas y puntos de control de la Guardia Nacional, PNB y las policías estatales, cuando alguien pasa con un lote de lámparas Led? ¿Por qué si en el aeropuerto de Valencia hay un excesivo control que genera a diario protesta de los usuarios, las estadísticas de la ONA indican que desde ese terminal aéreo salen los mayores alijos? ¿Quién explica por qué del Puerto Guaranao, Carirubana, zarpó un barco con más de 10 kilos de drogas? ¿Si la distribución de este combustible sólo está a cargo de Pdvsa y la GNB, por qué la tienen los carteles en abundancia?

En cuanto a las lámparas Led, estas son utilizadas para vuelos nocturnos del narcotráfico, colocando cientos de ellas a lo largo de las pistas clandestinas y energizadas con plantas eléctricas o baterías, fungiendo de balizaje para los aterrizajes y despegues. Todas estas y otras preguntas que rondan sobre este caso las deben responder las autoridades. Mientras tanto hay preocupación y sobresalto en la “Ciudad de los vientos”.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados