Los 60 Años De La CVP
Identidad 19/05/2020 07:00 am         


La fundación de una empresa petrolera nacional fue un reto de grandes dimensiones en el contexto histórico de 1960



Por Luis Xavier Grisanti


El segundo presidente electo por votación universal, directa y secreta en la historia de Venezuela, Rómulo Betancourt, tomó posesión el 13 de febrero de 1959. Juan Pablo Pérez Alfonzo fue nombrado ministro de Minas e Hidrocarburos. Aunque será en 1967 cuando el abogado caraqueño describirá su Pentágono Petrolero, este puede resumirse en los siguientes principios rectores de política pública (los cuales se convertirán en referentes para los países productores de África, Asia y el Medio Oriente): 1. Fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP); 2. Creación de la compañía nacional de petróleo; 3. Política de no más concesiones; 4. Establecimiento de la Comisión Coordinadora de la Conservación y el Comercio de los Hidrocarburos (CCCCH); y 5. Participación fiscal razonable en los ingresos de las empresas petroleras concesionarias.

Con la férrea voluntad que imprimió a todas sus actuaciones, el estadista venezolano puso en ejecución con singular éxito cada uno de los postulados de su Pentágono: el 9 de abril de 1959 se publicó la Resolución No. 557 del Ministerio de Minas, instituyendo la Comisión Coordinadora, cuyo objetivo fue analizar y recomendar acciones destinadas a ordenar el comercio internacional de los hidrocarburos dentro de los principios de conservación de los recursos naturales no renovables. El 19 de abril de 1960 (no por accidente coincide con la efeméride patria), el presidente Betancourt emitió el Decreto No. 260, que creó la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP).

El 14 de setiembre de 1960, se fundó en Bagdad la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), por iniciativa de Venezuela, cuyo objeto es la coordinación y unificación de políticas petroleras con miras a la defensa de precios razonables para el recurso natural de sus países miembros. El 13 de febrero de 1961, La Ley de Impuesto sobre la Renta fue enmendada por el Congreso Nacional para preceptuar que las empresas concesionarias cancelarán los impuestos, no al final del año, sino durante el curso del mismo.

Los precios descendentes del petróleo sin duda impactaron la propensión a invertir. No obstante, los descubrimientos de nuevos yacimientos continuaron manifestándose durante el gobierno de Betancourt, aunque a un ritmo ralentizado. Se hallaron dos campos gigantes: Morichal en Anzoátegui y Lamar en el Campo Costanero Bolívar del Zulia, ambos por la empresa Phillips. Otros campos descubiertos: Creole Salto-11, estado Monagas; Las Mercedes, Ipire-2, 7 y 8, Guárico; Shell, Barúa, estado Zulia; Mene Grande, Cascadas, Anzoátegui; Socony, Bucaral, Anzoátegui; Texas, Mata-1, Anzoátegui; Mene Grande, Campo Lago, Zulia; Texas, Mata-19, Anzoátegui; Mene Grande, Lazo, Anzoátegui; Sinclair, Aguasay Este, Anzoátegui; Shell, El Rosario; y Richmond, Río Zulia, Zulia.

Otros hechos de relevancia durante la Administración de Rómulo Betancourt: Mobil puso en operación la refinería de El Palito, en Morón, estado Carabobo; Shell intensificó la perforación de pozos mediante recuperación secundaria y fundó Shell Química de Venezuela, incursionando en el sector petroquímico.

La Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) comenzó sus operaciones con el nombramiento de su primer directorio, el 27 de diciembre de 1960, presidido por Carlos Rojas Dávila, quien ejercerá la dirección general hasta la designación de Rubén Sáder Pérez, el 22 de marzo de 1963. El 4 de enero de 1961, el Ministerio de Minas e Hidrocarburos, mediante Resolución No. 2, le asignó en concesión 140.000 hectáreas para su explotación. El Congreso Nacional autorizó la asignación de 130.000 hectáreas adicionales en los estados Anzoátegui, Barinas, Monagas y Zulia. El gasoducto de Casigua (Zulia) a La Fría (Táchira) fue inaugurado por la empresa estatal, la cual también inició la perforación exploratoria y la producción comercial de hidrocarburos en el estado Barinas.

La fundación de una empresa petrolera nacional fue un reto de grandes dimensiones en el contexto histórico de entonces. Venezuela había desarrollado una eficiente y vasta infraestructura industrial petrolera, manejada por empresas extranjeras. El país daba los primeros pasos en la aplicación de una política de venezolanización de los cuadros profesionales, gerenciales y directivos dentro de las empresas concesionarias, auspiciada por Betancourt y Pérez Alfonzo, quien se había inspirado en el ejemplo de Enrico Mattei en Italia, fundador de la empresa estatal Ente Nazionale Idrocarburi (ENI). En el entorno nacionalista de entonces, el Pentágono Petrolero constituía un postulado de soberanía nacional; pero a su vez preservaba la seguridad jurídica de las concesiones otorgadas a empresas multinacionales de alta calificación en la cadena de valor de los hidrocarburos. Era necesario que los venezolanos demostráramos la capacidad técnica y gerencial de formar y operar una empresa petrolera integrada y la CVP vino a llenar ese vacío.








VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados