La Fiesta Inolvidable
Política 12/01/2021 08:00 am         


Hay posibilidades de recuperar la democracia hoy, como en 2016-17-18-19 y 20, pero si seguimos dirigidos por mentes mermadas, se perderán



Por Carlos Raúl Hernández


El gobierno se volvió a equivocar con la contrahecha aplanadora en la directiva de la Asamblea Nacional, aquelarre hacia dentro y fuera del país. En la fenecida democracia, los partidos mayoritarios dejaban un espacio para las minorías, y así muchos regentaron una posición, entre ellos Istúriz y el hoy trumpista Pablo Medina, para no hacer una reláfica de micropartidos. Responden así, de manera lineal e infantil, a lo que hizo la oposición lineal e infantil en 2016. Ojo por ojo se gobierna el país de ciegos y tuertos, en que la revolución convirtió a Venezuela. Pese a eso, en tiempo real, hoy, “no está la Magdalena para tafetanes” ni “el horno para pasteles” ni “el cxñx… para apretones”, como sentenciaba un viejo libro de proverbios españoles que conocí por Antonio Gala. La abrumadora mayoría requiere como hemos dicho hasta los límites, que quienes gobiernan, los responsables, la saquen del vertedero de miseria a donde la llevaron el ideologismo y la simpleza. Estamos obligados a hacerlo entre todos, con el entendimiento entre Estado y sociedad, empresarios, trabajadores y gobierno, con apoyo financiero global. Un entorno bastante aneuronal se empeña en no olvidar ni aprender y otros se la dan de muertos para agarrar zamuros vivos, e insisten en continuidad administrativa.


40 BILLIONS BOY

Mientras Washington Post anuncia que el departamento de Estado investiga manejos opacos de “$40 billions” para “liberar a Venezuela”, o para liberarse los liberadores de estrecheces materiales. El proyecto colectivista y anacrónico de estatizar la economía que comenzó hace 22 años, una vía ya muerta desde la debacle del Muro de Berlín, resucitó por el vodú de sus teóricos y prácticos locales y vuelve a morir con el socialismo XXI. @MercedesMalavé escribió sobre la tragicomedia en la instalación de la AN: “Hoy #5Ene reinicia la vieja forma de hacer política, la de la confrontación agónica, la de la fantasía de que un grupo se impondrá sobre otro. Con ánimo de laboriosa hormiga, la sociedad civil debe volver a tejer un país de oportunidades y convivencia democrática…”. Pero tampoco hay dudas de que la permanencia de este fiasco revolucionario es culpa directa, eterna e indelegable de que otro fiasco revolucionario del lado contrario llamó a la abstención desde 2005 y a toda suerte de memeses como las “salidas”, los calle-calle y el decreto el cierre de la vía electoral. Mercedes también dice que el primitivismo de las respuestas en las redes demuestran que el llamado a la abstención fue un lavado de cerebro en la gente, víctima principal.


PALANGRE POR HAMBRE

Hay posibilidades de recuperar la democracia hoy, como en 2016-17-18-19 y 20, pero si seguimos dirigidos por mentes mermadas, se perderán. El bloquecito social que instaló Trump como oposición, hundió a las fuerzas democráticas en la sentina, dirigido por prepolíticos, asesores mermados, y sicarios morales, algunos de ellos palangristas de tradición y otros nuevos, desempleados que tuvieron que hacerlo para sobrevivir, especie de lumpen periodístico. Hace tiempo y particularmente desde el #5Ene2019, la comedia degeneró en el negocio pantanoso que hoy investigan en EEUU. Los responsables de que el gobierno haya ganado 90% de las curules con 20% del padrón electoral, hacen graciosas exhortaciones a “la lucha”, cuyo único motivo es el manejo a discreción de bienes nacionales para uso privado. Varias declaraciones de prensa de comienzos de año merecen referirse. Leopoldo López, entre conocidas citas de Mandela y de autoayuda, nos informa que “hoy es un día de firmeza y compromiso. Mi reconocimiento al presidente legítimo de Venezuela, Guaidó y los diputados electos el 6Dic2015 … (la situación) se va depurando… de un lado los que se arrodillan y de otro…etc”.


¿HABLA UD, INDOSTANÍ?

Idea curiosa en quienes disfrutaron en enero de 2019 de casi 60% de apoyo febril y hoy “depuran” por debajo de 10%, aunque tantas veces se les advirtió. Un tanto más churrigueresca, la dramática exhortación de Guaidó a sus antiguos fratelli de aquel G4, sin ahorrarles el enchave de llamarlos por sus nombres, a cerrar filas en “la línea de defensa de la república”. Gracias a la pandemia me dediqué a ver películas clásicas que, según diría una querida amiga, “son como los novios nuevos. Es difícil verles defectos”. Esos pronunciamientos redentores me recordaron La fiesta inolvidable de Blake Edwars protagonizada por Peter Sellers la mejor comedia existente, que casi lo mata a uno de risa. No sé por qué la asocio con las mencionadas declaraciones. Peters Sellers recién llegado de India, consigue ser extra en un rodaje de Hollywood, soldado portaestandarte que caería heroicamente en la escena final. Pero se le olvida el guión y por mucho que lo ametrallan, da tras pies sin derrumbarse, hasta que el director grita desesperadamente “¡corten, corten, corten, por favor, corten y sáquenlo!”. Esperemos que el Presidente Provisional hasta dos mil siempre recuerde que si lo ametrallaron sus compañeros, mejor dejarse caer. Igual podrá disfrutar de su inolvidable fiesta, como muchos de sus partners desde hace rato, que dirigen sanciones e invasiones para que el gobierno renuncie.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2021 EnElTapete.com Derechos Reservados