Uso Horario
Uso Horario 27/03/2020 07:00 am         


USO HORARIO (interiorista)




faithanahmenslarrazabal@gmail.com 


En la Caracas amada, ahora mismo desierta—en casi todos sus puntos,salvo los que vamos con tapabocas, por favor—, ciudad donde —como en el planeta—se detiene el andar pero no el pensamiento y menos el sueño, aconsejable es revisar,en el ínterin del goteo incierto de las horas, en el preciso habitar puertas adentro,tanto los espacios olvidados o hace tiempo inexplorados del alma como los de la casa (arreglar una gaveta y hallar las parejas díscolas de los zarcillos divorciados acaso sea un buen comienzo para arreglar el mundo).En la tarea que sana,alma y armario hacen conexión.

Sonia Chocrón lo dice desde la belleza:

Orden

Hay que hacer orden en la casa

lavar la losa vestir la cama

hay que hacer orden en la casa

plantar las flores de calabaza

borrar el rastro de la melaza

buscar la música de la cosas

haciendo orden haciendo casa

con las palabras para formarlas

poner el orden

formar la casa

con un ejército de palabras

que nadie sepa que nadie vea

que las glorietas se están cayendo

hay que hacer orden en la casa

para que el ave de la tristeza

se vaya al parque o a la avenida

para poner el orden dentro de casa

y que no crezca la angustia ciega

que crece en ella cuando es de día

bañar de azúcar y sangre impía

todo resquicio de las esquinas

que Dios la ampare y la favorezca

de la traidora melancolía

del mal de ojo y la villanía

que hay que hacer orden

quitar la trasa barrer el polvo

todos los días

limpiar la casa poner el orden

que si nos vence nos vencería

la muerte eterna la pena en vida

matar el orden cegar la herida.

 

Otras recomendaciones son también igual de aconsejables:

Leer

Ensayos o ficción, cuentos o poesía, un buen libro nos asiste en la reconstrucción y facilita el hallazgo. Para volar y hacer nido en el alma: Platón, Juan Nuño,Jorge Luis Borges, Shakespeare, Homero, Dante Alighieri, William Blake. Para reconocer el territorio que nos entraña: Ana Teresa Torres, Manuel Briceño Guerrero, Elías Pino, Inés Quintero, Arturo Uslar Pietri, Edgardo Mondolfi, Ednodio Quintero, Eduardo Liendo, Ramón José Velázquez, Rafael Arraiz, Lucca, Manuel Caballero, José Ignacio Cabrujas, Aquiles Nazoa, José Antonio Ramos Sucre, Rómulo Gallegos, Manuel Felipe Sierra, Mario Briceño Iragorry, Guillermo Sucre, Igor Barreto, María Elena Ramos, Vicente Gerbasi. Para amar Caracas o reclamarle el despecho: Guillermo Meneses, Arturo Almandoz Marte, Federico Vegas, Ben AmíFihman, Marco Negrón, el blog de Oscar Tenreiro, Héctor Torres, Gisela Kozak, Gabriel Payares, EugenioMontejo, Mirco Ferri, Salvador Fleján, Clementina Travieso, Salvador Garmendia, Alejandro Oliveros, Willy Mckey, KrinaBer, Rafael Castillo Zapata, Teresa de la Parra, José Antonio Pérez Bonalde, José Rafael Pocaterra, Adriano González León, José Antonio Calcaño, Rodrigo Blanco Calderón, Elisa Silva, SildaCardoliani, Eduardo Liendo, Antonio López Ortega, Enrique Larrañaga, William Niño Araque, Claudia Noguera Penso, Leonardo Padrón, Ricardo Ramírez Requena, Enrique Bernardo Núñez, Hernán Zamora.Para estudiar qué nos decimos (y por qué): Marcelino Bisbal, Carlos Pérez Ariza (Amazon), Andrés Cañizalez, Francisco Pérez, Violeta Roja, Jesús Sanoja Hernández, Ana María Velázquez. Para amarel español y vernos en el espejo de la cultura de la eñe (y sus circunstancias mágicas): Miguel de Cervantes, Andrés Bello, Gabriel García Márquez, Lope de Vega, Rafael Cadenas, Mario Vargas Llosa, Federico García Lorca, Carlos Fuentes, Guillermo Cabrera Infante, Julio Cortázar, Juan Rulfo, Octavio Armand, Elisa Lerner, Calderón de la Barca, Octavio Paz, Michelle Ascencio, Rosa Montero, José Balza, Alejo Carpentier, Arturo Pérez Reverte, Benito Pérez Galdos, Alfredo Bryce Echenique, Horacio Quiroga,Mario Benedetti, María Fernanda Palacios, Ángeles Mastretta, Tomás Eloy Martínez, Laura Restrepo, Isabel Allende, Martín Caparrós. Para amar la vida: Fernando Pessoa, José Saramago, Fernando Savater, José Luis Peixoto, Milan Kundera, Italo Calvino, Margarite Yourcenar, Jean Baptiste Moliere, Laureano Márquez. Para autoayudarse. Eurípides, Sófocles, Esquilo, Sigmund Freud, Carl Jung, Francisco Herrera Luque.Para amar la duda: Deleuze, Jean Paul Sartre, SusanSontag, Frederich Nietzsche, Oscar Wilde, AldousHuxley, RayBradbury, Eugene Ionesco, Edgar Allan Poe, la biblia.Para amar la libertad: Teodoro Petkoff, Erich From, Hermann Hesse, Margarite Duras, George Orwell, Voltaire, Salman Rushdie, Alberto Barrera, Gibran KhalilGibran, Miguel Otero Silva, Leon Tolstoi, Víctor Hugo, Gustave Flaubert,Rufino Blanco Fombona, Francisco de Miranda. Para amar: Cavafy, Safo, Anaís Nin, Sandy Juhaz, Wolfgang Goethe, Armando Rojas Guardia, Sor Juan Inés de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Ana María Hurtado, Rubén Darío, María Cedeño, Ana Enriqueta Terán, Jorge Manrique, Joaquín Marta Sosa, Pablo Neruda. Para entender la casa y sus grietas: Jacqueline Goldberg, Henrick Ibsen, Isaac Chocrón, Franz Kafka,Yolanda Pantin, Anton Chejov. Para los sentidos: Patrick Suskind, Armando Scannone, Ben Amí Fihman, Maruja Dagnino, Muriel Barberry, José Rafael Lovera, Lena Yau, Laura Esquivel, Lutecia Adams, Abraham (Bram) Stoker. Para los menores: El viaje de Emma, El principito, La pulga y el piojo, El cocuyo y la mora, Chumba la cachumba, El perro del cerro y la rana de la sabana, Los viajes de Gulliver, El león de biblioteca, La sorpresa de Nandi, Ratón y vampiro, Ratón y vampiro se conocen, Vuelven los fantasmas, Peter Pan, La casa de chocolate, La piedra y el mar, Las fábulas de Esopo, toda la saga de Harry Potter,El fantasma de Canterville, El traje nuevo del emperador, El patito feo, Las zapatillas rojas, Rosaura en bicicleta, Hansel y Gretel, Las aventuras de Tom Sawyer, Las aventuras de los cinco, Viaje al centro de la tierra, De la tierra a la Luna, La isla misteriosa, La isla del tesoro, El corsario negro, toda la saga de Las crónicas de Narnia, El gato con botas (no el gasto con botas), Los tres mosqueteros, El sastrecillo valiente, Las habichuelas mágicas, El rock de la momia, Alí Babá y los 40 ladrones, El ladrón de palabras, El tigre de la Malasia, Mujercitas, Pulgarcito, El toro Ferdinand, Platero y yo, ¿Es usted una bruja?, Los tres cochinitos y el lobito feroz, Versos de circo.

Escribir y participar en el concurso de poesía Rafael Cadenas que arrancó ya. La crisis a la que se suman las proyecciones de depresión económica y la pandemia misma son razones que justifican cuando menos inquietud, puede ser asimismo un momento para poner sobre blanco un proyecto. Para crear. Paraponerlas palabras al sol y gozar con ellas. Estudiarlas con lupa, ir en su busca, convertirlas en costura, verso, letanía, pasión, expresión, zarandeo. Escribir un poema y ganar con él. Hay oportunidad hasta mayo.

Toca asimismo apelar a las formas de expresión culturales que encierran y difunden las redes, que aquí parpadean y cuya son un albur, pero vale la pena el intento.

-         Cursos en línea de cocina, idiomas, arte, metafísicos, yoga, orfebrería, guitarra o cuatro, asuntos verdes: sembrar y amar el ambiente.

-         Abordar los contenidos que hemos dejado postergados en jugosos portales

-         Ver películas, recomendables los clásicos pendientes, las famosas por su hermosa fotografíay contenido suculento, de distintos géneros aunque tal vez postergar 1919 o Apocalipsis ahora y las de ciencia ficción.Sin duda aquellas esperanzadoras y con tendencia risueña. Todo Chaplin. Por ejemplo: La vida es bella, La dolce vita, Cinema Paradiso, Thebigboy, Doctor Chivago, Schrek, Medianoche en París, La rosa púrpura del Cairo, Rapsodia Bohemia, Todo lo que quiso saber del sexo y no se atrevió a preguntar, Chocolate, El festín de Babette, Cantando bajo la lluvia, Bodas de sangre, Mammamia, La familia Beler, Cartas a Julieta, JojoRabit, ¿Quién quiere ser millonario? Las invasiones bárbaras, La familia, Elsa y Fred, Los increíbles, La dama de oro, El cuarteto, Lo que ellas quieres, Hotel Budapest, Bagdad Café, ¿Quién ama a Gilbert Grappe? Shakespeare enamorado, La novicia rebelde, Mary Poppis, Bajo el sol de Toscana , Mucho ruido y pocas nueces, Carros de fuego.

-         Son seductoras las propuestas de museos, fundaciones, teatros, salas conciertos y centros culturales, cuyo acceso, vía radios internacionales y páginas web, han liberado sus señales para el disfrute de todos.

-         En el país, radios en línea (www.radiocomunidad.com) y por instagram se producen Encuentros interactivos para pensar la situación y seguir viendo el país, cuyas circunstancias son complejas, el virus, la economía en quiebre y el poder contumaz a cargo.

Disfrutar de una conversación que trascienda los monosílabos, algunos tics y gruñidos, asimismo esmerarse en los mensajes de voz y texto para que pueden ser más iteresantes y cercanos, no apenas enumeraciones de compras o penas. Mejor explicarse antes que simplificar desde la despensa de emoticones.

Oír música. Arte que es matemática y poesía, abstracción y emoción, tiene infinidad de expresiones, desde la étnica hasta la clásica, sacra y coral, pasando por la popular, la balada romántica, el pop, el jazz, el bluesy afines, y los géneros urbanos caribeños o sureñas como la salsa, el bolero, el bossa novay el tango. En el país abundan los creadores e intérpretes linajudos así como las expresiones que son raíz, tamunangue, polo, distintos joropos, merengues, valses, tambores que también se arriesgan mezclándose por ejemplo con ska, altamente recomendables y con triunfos en medio mundo y en los premios Grammy (Desorden público) o con tonaíllas sevillanas (Nela Ochoa) ¿para qué entonces circunscribirnos al monocorde—tam taca tam taca tam—, y de lírica única —mamita ponte para darte lo tuyo—del reguetón, que por cierto quedó fuera como categoría musical de los galardones?

Revisar el álbum de fotos.Ver de dónde venimos nos ayuda a saber a dónde vamos. “Quién no conoce sus raíces difícilmente puede ser universal”, dice Guillermo Abadía Méndez, profesor de la Universidad Javeriana.

Echar en falta la calle y reconocer la importancia de ese territorio intermedio, los balcones, esa conexión con el afuera tan sellados y desdeñados como los jardines tras las tapias infinitas. El haber clausurado ese punto de mira que es oxígeno y saludo a la ciudad es una decisión desde el miedo que podríamosrevisar y anotar en los cambios a tomara futuro. Abajo los muros. Arriba el afuera libre.

Pensar en política. Política en mayúsculas. Pensar en cómo pensamos, en el imaginario, el objetivo, el plan,la travesía, lo logrado, lo que somos, lo reconquistable, leer, conversar, oír, ver más allá, ponerse en los zapatos —¿también las botas?— del otro. Dicen que el mundo cambiará después de esta movida de piso tan inesperada e implacable. Sin duda debe cambiar el país. La vía consensuada es la más conveniente, leer a Luis Ugalde y después considerar la paz como camino y meta.Sobra depresión, hay que combatirla, no incentivarla, no ser redundantes. “La política ocurre cuando aquellos que no tienen el tiempo se toman este tiempo necesario para plantearse como habitantes de un espacio común y para demostrar que su boca emite también una palabra que enuncia lo común y no solamente una voz que denota dolor”, J. Ranciere en El malestar de la estética.








VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados