El dilema opositor
Análisis 06/11/2019 06:05 am         


La oposición confronta de nuevo el dilema de la participación o la abstención en las elecciones parlamentarias...



La oposición confronta de nuevo el dilema de la participación o la abstención en las elecciones parlamentarias que seguramente serán convocadas en los primeros meses del próximo año. Los sectores que participan en la Mesa de Acuerdo Nacional encabezados por Avanzada Progresista, el MAS, Cambiemos y Soluciones, se activan ya para la nueva jornada –tal como ocurrió en la escogencia presidencial de 2018-, así como Esperanza por El Cambio de Javier Bertucci, organizaciones regionales y grupos organizados por gobernadores y alcaldes opositores escogidos en las elecciones de 2017. Si bien el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, ha declarado que Voluntad Popular insistirá en su línea abstencionista, en las otras organizaciones del llamado G4 (Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo) se considera que la materia debe ser debatida de manera suficiente, por cuanto la experiencia anterior no solo resultó fallida sino que además revirtió de alguna manera en el fortalecimiento del régimen al ocupar este significativos espacios en los gobiernos regionales y municipales. En este sentido, se argumenta también que la no votación se traduciría en el abandono de la Asamblea Nacional, que ha sido el bastión constitucional que marca la pauta en la conducta opositora; otros dirigentes opinan que después de diez meses la “Operación Libertad” liderada por Guaidó no ha tenido los resultados que se esperaban, pero que sin embargo en un intenso contacto en la calle, a lo largo y ancho del país y con repercusión internacional, el líder parlamentario se ha convertido en el candidato natural para cualquier contienda presidencial y que cuenta ya con un apoyo comprobado. Obviamente el tema enfrenta la posición más radical del sector que encabeza Leopoldo López y que plantea persistir en la propuesta de: “Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”; mientras que existe la posibilidad (y en este sentido se han adelantado contactos) de que los otros partidos que conforman el llamado G4, se inclinen por ofrecer apoyo a la nominación de quien sin duda se erige como el jefe de la oposición frente al madurismo. En particular, Acción Democrática habría sostenido conversaciones para asumir esa postulación en caso de que termine por imponerse la línea radical de VP.

Sin duda lo ocurrido recientemente, más allá de sus resultados concretos en los países latinoamericanos que han celebrado elecciones, incluso en el marco de graves crisis y enfrentamientos, sería una demostración de que el camino electoral es el único capaz de asegurar cambios de gobiernos y renovar gestiones sin necesidad de recurrir a otras alternativas. Como señala el politólogo Simón García: “La democracia no tiene por qué nacer de la violencia y la sangre”.







VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2020 EnElTapete.com Derechos Reservados