Elba Escobar regresa a Los Palos Grandes
Bulevar 12/06/2022 08:00 am         


La reconocida actriz, cantante, escritora radicada en Puerto Rico, volvió para presentaciones teatrales y cierra su gira con la mejor obra de Shakespeare: Hamlet



Cuando Elba llegó a Los Palos Grandes, ya la visita estaba anunciada. Carlos Arriaz, su colega, nos había informado a los vecinos que su permanencia sería por un buen tiempo. Gracias a la generosidad de su amiga Mariaca Semprun, Elba reside nuevamente en Los Palos Grandes y su estancia finaliza para su regreso a Puerto Rico donde a fijado su residencia.

LAS VECINAS
La oportunidad estaba bendecida y la entrevista no podía faltar. Cuatro amigas –Adriana, Stela, Gladys y quien escribe-, nos reunimos y la invitamos a pasar una tarde conversando, compartiendo café y postre, con anécdotas, chistes y las enseñanzas espirituales que su experiencia junguiana logra arquetipar en Afrodita. Esa tarde el arquetipo fue de amiga y sabia confidente. Un encuentro por demás sencillo, sin etiquetas, marcado por la presencia de quien nos ha deleitado por años en la pantalla.



Elba, has estado de gira con la comedia "Relatos Borrachos" junto a Daniela Alvarado y su esposo José Manuel Suárez quien dirige la obra. ¿Cómo han sido las giras?
Estuvimos recientemente en San Cristóbal y Maturín. La respuesta del público en todo el país ha sido espectacular. En paralelo en cada retorno semanal a Caracas tengo ensayo de la obra Hamlet.

Hace unos años viviste en Los Palos Grandes. ¿Qué extrañas de la zona?
Me fui por que secuestraron a mi hijo. A parte de esa experiencia fui muy feliz viviendo aquí.

¿Cómo han sido estos días de nuevo en Los Palos Grandes?
Feliz, me siento en casa.

¿Extrañabas el Ávila?
Con el Ávila lloro. Imagínate que cuando llegué, otra amiga me había ofrecido también su apartamento. Así que tenía dos opciones: el apartamento de Mariaca en Los Palos Grandes y el de Gimena en Chuao, para no abusar decidí pasar mi estancia en los dos y en el de Gimena con una vista al Avila de 270º disfrutaba cada mañana tomar café con esa maravillosa vista.
Gladys se integra a la conversación y le ofrece a Elba hospedarse en su casa cada vez que regrese al país Elba, agradece el gesto y pregunta cuantas habitaciones tiene el inmueble. Aclarada la distribución, ya dispone de estancia perpetua.

Elba, ¿Por qué se da tú cambio de Estados Unidos a Puerto Rico?
Varias razones. Para mí fue un cambio necesario. Tengo mucho que agradecerle a Miami, porque es el puerto de entrada a todos nosotros. Para uno que no domina el ingles, comienzas a entender a ese país, es un país complejo, y para uno que sale de aquí, como llamaba José Ignacio Cabrujas “una equivocación de la historia”; a entender a un país donde hay que respetar las leyes, donde la gente no es cortes, pero hace lo correcto y hacer lo correcto es una forma de cortesía, comienzas a comprender a ese país y todo lo que implica, país que cobra impuestos para darte calidad de vida. También hice mucho teatro.

¿Cuántos años viviste en Miami?
Siete años. Me fui en el 2014.

¿Te gustó vivir allí?
Yo era de las que decía:” jamás en mi vida viviría en Miami”, pero bueno, la lengua es el castigo del cuerpo. Me tocó vivir 7 años por estar hablando pistoladas. Nunca me gustó el olor, ni el clima, no me gustó la humedad, es una ciudad pegajosa por la humedad de los pantanos, el olor es a pantano. Lo pasé bien porque hay muchos venezolanos y todo el tiempo estas reuniéndote, apurruñandote con los amigos venezolanos, en ese sentido todo muy lindo, todas mis amigas y amigos están allá. Miami es un centro fabuloso porque uno viaja a todos lados en un solo avión y es muy cómodo. Vas a Houston, a Atlanta, Los Angeles en un solo avión. Es un buen puerto. Pero la energía de Miami no me acomodó.

VIVIR EN PUERTO RICO
Me mudo a Puerto Rico porque mi hijo se fue a vivir allá y me empezó a enamorar con la idea de mudarme. Llega la pandemia y me sentí muy sola, yo no tengo problemas de soledad porque siempre he vivido muchos años sola, pero te voy a decir que tipo de soledad, “la soledad en la que tú no tienes a tú familia”. ¿Que pasó en la pandemia? Todo el mundo se encerró en sus casas y yo sin familia, sola y en otro país. Le dije a mi hijo Simón: “la única familia que tengo en este país eres tú”. Así que tenía o que mudarme para California donde él vivía desde hace diez años, ò mudarme a Miami; y él me dice “que para allá no porque si Miami es carísimo, no sabes los que es California además yo me estoy mudando para Puerto Rico”. ¿Puerto Rico?. Ya yo había ido a Puerto Rico con Flor Núñez por que hicimos una obra de teatro que es una belleza que se llama “Fleco y lentejuela”, una adaptación de una obra de José Gabriel Nuñez y hace un buen tiempo también estuve con Flor que me invitó para trabajar en un personaje corto de una novela que ella hizo en la isla. A mí Puerto Rico me gusta, entre la nostalgia de tantos años sin venir a Venezuela, se me parecía más a mi país. Así que te puedes imaginar que cuando Simón me dijo que se iba a mudar para allá, entonces será Puerto Rico. Fui a pasar con él navidad y un año nuevo y me entusiasmó a vender mi apartamento en Miami y a comprar en Puerto Rico. Puse en venta mi apartamento y volví dos veces más a ver casas, pase cuatro días viendo hasta 12 casa al día, agotador. Finalmente encontré mi casa, tienes que ver mis historias en Instagram.

Y ¿tú hijo está fascinado de vivir allí?
Fascinado. Es una belleza, es una casa de campo de 800 metros, una casa grande a 10 minutos del mar, y la casa de huéspedes que arreglamos para ofrecerla en alquiler pero me imagino que más adelante la casa grande será la casa de Simón cuando el haga familia y yo me simplificaré y me iré a la casa más pequeña.

Te has adaptado a Puerto Rico?
Si, totalmente. La gente es amable, simpática, muy entradora, conversadora como aquí. La gente en la cola del banco te cuenta su vida, igualito que aquí, yo me siento en Venezuela. Eso no ocurre en el resto de Estados Unidos.

Elba pregunta ¿Conocías Puerto Rico?
Y yo le respondo que sí, que fui en un crucero hace años y en el crucero coincidimos con una familia amiga, la familia de la actriz Diana Peñalver. Elba comenta que hizo con Diana una obra en Grecia en una de las islas, Hydra y en Atenas, una extraordinaria experiencia en el teatro Melina Mercuori.

¿Dónde vives estás retirada de los huracanes?
Yo estoy viviendo en el norte oeste.

¿Cuándo te mudaste?
Me mudé en Octubre del año pasado.

¿Estás como de “luna de miel”?.
De “luna de miel “pero ya Simón me dijo: mamá regresa que viene la época de los huracanes, no te vayas a quedar de un cómodo en Caracas. Creo que él ahora se ha dado cuenta de todo lo que yo hago en la casa.

¿Tú hijo está extrañando a su mamá?
Nosotros teníamos 10 años que no vivíamos juntos.

¿Qué tal la convivencia con él ahora?
Es distinto. Porque hace 10 años se fue a Estados Unidos a estudiar y era un muchacho y 10 años después es un señor, además es un macho alfa, mi casa que también es su casa, hemos tenido que negociar. Nosotros nos llevamos muy bien, y a mí lo que me pasa con Simón es que él me cae muy bien porque es tan agradable, tiene una personalidad tan divina, tiene tanto sentido del humor y como buen capricorniano siempre quiere tener la razón.

¿Tú hijo es actor?
Para nada. El es surfista y nos mudamos para la zona donde están las olas, es donde practican todos los surfistas del mundo. El tiene un programa en podcast de surf. El estudió en Caracas en el instituto de Diseño Grafico y en Universidad de Diseño OTIS en California, afortunadamente le reconocieron los tres años que estudió en Caracas y los dos últimos años estudió publicidad, el es publicista.

Gladys pregunta ¿Por que tuviste un solo hijo?
Porque parí vieja, producción independiente.

¿A que edad fuiste madre?
A los 37 años

Y ¿Cómo lo asumió tú papá?
Se lo dije a mi regreso de Margarita mientras el conducía, me djo: “Si usted es feliz yo también y la verdad que yo pensaba que usted era mamón macho”.

Tú marcaste etapas de una vida donde se rompieron todos los esquemas.
Me tocó en mi época, nací en los `50, y mi juventud en los `70, una época de mucha ruptura y en los `80 más todavía, además actriz, tuve una vida muy “open mind”, donde decides ser actriz y sabes a lo que te estás ateniendo. No puedes renunciar a un buen proyecto cinematográfico importante, con un buen guión, con un excelente equipo, con un gran director por que el personaje tiene una escena de amor. Entonces no puedes ser actriz. Cuando hice la película “Macho y hembra”, había una escena de un menage à trois con Orlando Urdaneta y otra actriz, en una escena de amor, eso es técnica. Y una vez una periodista me preguntó: Y ¿A ti te gustan las mujeres? Le respondí: Disculpa, no entiendo la pregunta- ¿A que viene eso?. ¿Tú me preguntas porque hago la escena en la película con otra mujer? Y si yo estuviera haciendo el papel de asesina, tú me preguntarías ¿Si me gusta matar a la gente? Se terminó la conversación. Es una falta de respeto, Actuar es mi trabajo y a mí me respetan mucho como actriz.

Elba , ¿Ya tú te quedas viviendo en Puerto Rico?
Ya yo me quedo en Puerto Rico.

Recientemente te visitó Mariaca Semprùn. ¿Como lo pasò?
Mariaca hizo vida de campo y mar, la puse a trabajar. Lo disfrutó muchísimo. Le hacía falta. Por que cuando uno vive en el campo uno no piensa tanto, y Mariaca piensa mucho en su profesión.

Elba ¿Piensas rehacer tu vida amorosa?
Mi vida sentimental no está deshecha, no necesito rehacerla. En mi primer libro “Reconciliandome con mi afrodita” el epígrafe de ese libro dice: “Como yo no he encontrado el amor de mi vida, he llenado mi vida de grandes amores”. Siempre estoy disponible para el amor.
Elba apremiada por el tiempo, nos deja ya que debe cumplir con los ensayos que a diario tiene en el teatro “Teresa Carreño” para la presentación de la obra “Hamlet”, los días 9 al 12 de junio y así honrar a Shakespeare interpretando a Claudio junto a: Daniela Alvarado, Nohely Arteaga, Carmen Julia Álvarez, Claudia La Gatta, Adriana Romero, Grecia Augusta Rodríguez, Varinia Arraiz, Stephanie Cardone, Marianery Amín, Nella Martínez, Raquel Zapata y Carito Delgado; acompañadas igualmente de otras 25 actrices, bailarinas y cantantes; con la producción general de Claudia Salazar Gómez y dirigida por José Manuel Suárez; y la maestra Elisa Vegas quien musicalizará el espectáculo con salsa y ópera con la” Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho”.

Elba, mucha suerte.






VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2022 EnElTapete.com Derechos Reservados