Paraguaná para sentirse bien
Identidad 16/05/2021 08:00 am         


Tenemos que aliviar nuestras tensiones y el estrés que nos ha producido esta crisis sanitaria y económica mundial



Por Álvaro Montenegro Fortique


Esta pandemia nos ha obligado a reinventarnos, a calibrar mucho mejor los aspectos importantes de nuestra vida y a desechar los que no nos aportan bienestar. Nuestras mentes y nuestros cuerpos tienen que encontrar la serenidad y el balance que necesitan, para superar los meses difíciles que hemos pasado y que al parecer todavía no han terminado.

Una muy buena opción es viajar, apenas podamos, debemos despojarnos un tiempo de lo que nos rodea y dedicarnos a relajarnos. Tenemos que aliviar nuestras tensiones y el estrés que nos ha producido esta crisis sanitaria y económica mundial. Por eso hoy les recomendaré viajar a la península de Paraguaná en el estado Falcón, para que cambie de paisaje y se regale unos días de descanso verdadero.

La entrada a la península no puede ser más bella, con una estrecha carretera que le lleva desde Coro hacia el norte atravesando los famosos médanos. Las dunas a veces parecen querer arropar todo el camino, cubriéndolo con sus arenas juguetonas. Hay que detenerse un buen rato para disfrutar de las enormes colinas de arena fina al lado de la ruta. Es inevitable lanzarse dando volteretas por las dunas para que se rían un buen rato, y recuerden los momentos más risueños de la infancia. Los más energéticos disfrutan más al bajar las escarpadas pendientes en tablas de “sand board”, para surfear en la arena casi como si estuvieran en las olas del mar.

Iglesia de Paraguaná

Un poco más al norte se llega al pueblo de Adícora, que es el nuevo paraíso del “kite surf” en Venezuela. Viento asegurado desde enero hasta septiembre entre aguas llanas y tibias, hacen que este lugar sea cada vez más buscado. Además, el viento lo empuja siempre hacia la orilla, así que no hay que tener lanchas de rescate. Posadas, hoteles y escuelas de “kite” dominan la actividad de Adícora, donde la alegría, las sonrisas, el sol y las buenas vibraciones le harán sentirse mejor que nunca. Hay varias escuelas, pero una llamada “Gurkha School” es buenísima y ofrece cursos para principiantes, intermedios y avanzados. También dan lecciones de “stand up paddle” y tienen su propia posada. Teléfono: (0414) 469.86.42, www.gurkhaschool.com.


Kitesurf en Paraguaná. Cortesía Gurkha School

Al oeste de la península de Paraguaná se encuentra otro lugar ideal para limpiar el cuerpo y el alma. Se llama Villa Caribe y posee una playa que parece salida de una fotografía retocada con photoshop. No tiene nada que envidiarle a las mejores playas del caribe. Allí en Villa Caribe hay un hotel buenísimo con un centro de “Spa” que ofrece terapias corporales de chocolate, hidromasajes, sauna, exfoliación de espaldas, masajes de los pies, cráneo faciales, “descontracturantes”, hidrataciones faciales, limpiezas profundas y todas las terapias que uno se puede imaginar para recomponer el cuerpo y el alma. Una sale nuevecito de allí. Además, las instalaciones son preciosas.

Ningún viaje a la península de Paraguaná está completo sin acercarse al Faro de San Román, ubicado en el punto más al norte que tiene la tierra firme venezolana. Para llegar se pasa por las salinas de la Curimaguas que son espectaculares, con aguas rosadas que iluminan el paisaje en una forma insólita.
Anímese y vaya tan pronto sea posible a la península de Paraguaná, para sentirse bien con esta vida tan bella que Dios nos ha permitido disfrutar.


Faro en el cabo de San Román. Estado Falcón

CÓMO LLEGAR:

Por tierra desde Caracas se toma la Autopista Regional del Centro y se pasa Valencia hacia Puerto Cabello, El Palito, Tucacas, Puerto Cumarebo y La Vela por la carretera Troncal 3. Son unas seis horas desde Caracas hasta Coro, capital del estado Falcón. Hacia el norte están los Médanos de Coro, que marcan la entrada a la península de Paraguaná. Desde Coro a Adícora son como 45 minutos, a Villa Marina una hora, igual que hasta el Cabo de San Román.


DÓNDE ALOJARSE:

La posada más hermosa en los alrededores de Adícora se llama Hacienda La Pancha. Es una preciosa casona colonial típica de Paraguaná, decorada en cada detalle de sus paredes y puertas por su dueña con un gusto emocionante. La atención es insuperable. Se come divino en la posada y el área de piscina es tranquilizante. La sonrisa de la dueña se asoma en cada rincón de la casa, que combinada con la energía que parece fluir desde cada ladrillo del piso nos llena el espíritu con un bienestar sabroso. Esta posada es un remanso de felicidad que parece apartado de este mundo tan agitado.
Teléfono: (0414) 969.26.49, @hacienda_lapancha.


Posada La Pancha. Cortesía Venezuela Tuya

El hotel Villa Caribe es ideal para relajarse y sentirse bien de verdad, por su ubicación enfrente a la playa y los servicios de Spa.
Villa Marina, sector Puerto Azul, Paraguaná, estado Falcón.
Teléfono: (0269) 250.92.11, www.villacaribehotel.com.



Villa Caribe

DÓNDE COMER:

En su posada u hotel comerá delicioso.


NO OLVIDE:

Llevar mucho protector solar, sombrero, lentes de sol y mucho actitud positiva. El brillo de las arenas de Paraguaná le cargará de energía. Visite la Casa de Josefa Camejo, que representa muy bien la historia y cultura paraguanera. Lleve también un buen libro como “Un arte de vivir”, del francés André Maurois, para que tome la vida como realmente es y logre sentirse realmente bien consigo mismo en Paraguaná. 


Casa de Josefa Camejo


Álvaro Montenegro: alvaromont@gmail.com / Instagram @montenegroalvaro
Crédito fotos: Álvaro Montenegro









VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES
© 2021 EnElTapete.com Derechos Reservados